Pequeños gigantes / OX-CTA

El guardián de las aguas limpias

OX-CTA sitúa la innovación como pilar empresarial. Así, se ha convertido en un referente de la investigación en el control y la eliminación de la contaminación.

La vocación innovadora de OX-CTA (Compañía de Tratamiento de Aguas) está presente en el mismo nacimiento de la empresa: el empeño por lograr un producto que eliminara la grave contaminación sufrida dentro de una granja aragonesa. El problema no se solucionaba ni con la cloración ni con el tratamiento tradicional ni con la medicación al uso. El remedio lo proporcionó un nuevo producto: Oxam. El descubrimiento se realizó en Barcelona, donde se ubican los antecedentes de OX-CTA. La sociedad catalana tenía un cliente principal en Aragón, Sanidex, que acabó haciéndose con el control de la empresa. Así nace, en 1998, la actual compañía, ubicada en el parque tecnológico Walqa, de Huesca.

Al producto que fue capaz de actuar sobre una contaminación aguda en el agua, donde los remedios conocidos eran ineficaces, han seguido otros, porque la actividad de los laboratorios de OX-CTA es incesante. Ana Bernad, gerente de la empresa, señala que "trabajamos en tres áreas básicas: salud pública, sanidad animal y seguridad agroalimentaria. Aunque el origen de la empresa está vinculado al ámbito veterinario, hemos ido ampliando las actuaciones para tratar también problemas relacionados con la salud humana".

La preocupación por el medio ambiente es una constante en la ejecutoria de la empresa. "Todos nuestros productos son biodegradables, incluido el propio edificio", subraya Bernad. La sede de OX-CTA ha sido proyectada y construida por el equipo de la propia compañía, con el apoyo de proveedores y especialistas de la Universidad de Zaragoza. Esta planta biosostenible ahorra 100.000 kilogramos de CO2 al año y cuenta con innovadoras soluciones energéticas. Entre ellas, la generación de energía eléctrica fotovoltaica, a través de una instalación única, integrada arquitectónicamente y con una doble función en aislamiento climático. "El edificio dispone de un sistema de energía geotérmica para calefacción y refrigeración, que es un referente único en España, y también de un sistema de ventilación efecto bodega, que permite ahorrar hasta un 60% en refrigeración", señala la gerente de la empresa.

La empresa trabaja en las áreas de salud pública, sanidad animal y seguridad agroalimentaria

"Pretendemos que OX-CTA sea un referente en el control y la eliminación de la contaminación", recalca Ana Bernad. Para alcanzar este objetivo, la empresa cuenta con un equipo interdisciplinar de profesionales altamente cualificados. La operativa diaria fomenta la mejora continua como base de gestión. "Tratamos de generar un clima de aportación de ideas creativas, como medio para asegurar efectivamente la continuidad del reto que implica la propia existencia de la empresa".

La compañía amplía continuamente el campo de sus investigaciones. "Todos los proyectos responden a principios clave: mejora de la salud pública, conservación del medio ambiente, seguridad en la manipulación de los biocidas y un riguroso ajuste al marco legislativo", explica Bernad. La firma no sólo respeta esos valores, sino que los vive y promueve activamente. "Esta dinámica es la que nos ha proporcionado la imagen de la que actualmente disfruta OX-CTA en el mercado". La empresa mantiene intacto el objetivo básico desde su creación hace una década: proveer al mercado de biocidas ecológicos y biodegradables.

"Hemos sido pioneros en el respeto al medio ambiente, ofreciendo soluciones avanzadas alternativas cuando ni siquiera se aplicaban las básicas, porque la legislación y la preocupación ciudadana por el cuidado del entorno todavía estaban en pañales. Nuestros productos eran algo novedoso, que abría un mercado. Estuvimos solos al principio y eso ha supuesto un valor añadido para la empresa. Porque el salir primero siempre implica una ventaja, aunque el dar a conocer e introducir un producto es una tarea bastante dura", reconoce Ana Bernad.

OX-CTA mantiene una activa colaboración con el CDTI. "La iniciamos en 2005 y ahora tenemos aprobados dos proyectos, con un montante global de 900.000 euros". El primero de ellos, Eureka Biox, comparte la investigación con Italia y tiene una doble vertiente: soluciones de higiene y desinfección para vacuno de leche y bioseguridad en instalaciones de porcino con alimentación líquida. El segundo de los proyectos se centra en la acuicultura sostenible, a través de la investigación de un compuesto biocida biodegradable para el control y eliminación de patógenos. "Buscamos el desarrollo e implantación de sistemas y programas de bioseguridad, capaces de mejorar la calidad productiva en instalaciones acuícolas, de modo que este tipo de explotaciones sean ecológicamente aceptables, socialmente justas y económicamente viables", señala.

El esfuerzo investigador de OX-CTA se ha visto recompensado con numerosos premios. A pesar de su pequeña dimensión como empresa, su tamaño en I+D es el de un verdadero gigante. "Estamos en el camino correcto hacia la excelencia en la gestión, porque se trata de un objetivo que ha estado y está presente, desde siempre, en la actividad cotidiana", señala la gerente.

La responsabilidad social corporativa constituye otro de los principios básicos de la empresa. "Mantenemos un compromiso vital con los trabajadores, sus familias y el entorno social, fomentando la conciliación, la no discriminación y la igualdad de oportunidades. Si nuestros trabajos van orientados hacia un medio ambiente limpio, debemos empezar por nuestra propia actividad y predicar con el ejemplo", subraya.

Ambición

OX-CTA también es grande en sus iniciativas. "Actualmente, tenemos en fase de investigación seis macroproyectos en ámbitos como la mejora de la calidad del agua de consumo por eliminación de toxinas. Ahora todo está globalizado y enseguida intentan copiar lo que se ha logrado a costa de muchas horas de trabajo. Antes estábamos mucho más tiempo solos con nuestro nuevo producto en el mercado, pero ahora eso resulta mucho más difícil. Sin embargo, la investigación sigue constituyendo el pilar fundamental de la empresa, porque es la que garantiza la durabilidad de nuestro proyecto. Además, el esfuerzo inversor en actividades de I+D+i ha sido y es un factor de capital importante en la mejora continua de la productividad", concluye la directiva.

La innovación se refleja en la configuración de los laboratorios. æpermil;stos engloban cinco unidades de negocio estratégicas: dos externos independientes (microbiológicos y físico-químico), uno de I+D+i, otro que constituye la planta piloto, consultoría y asesoría y, finalmente, el centro de formación.

Datos básicos

Líder en I+D+i. La compañía factura 1,5 millones y ocupa a 14 personas. Este pequeño tamaño contrasta con su potencia en investigación. OX-CTA ha descubierto productos pioneros que han revolucionado, mejorándola sustancialmente, la sanidad animal. Aunque la fórmula se guarda con el mismo celo que la de la Coca-Cola, la globalización incentiva las imitaciones.

Internacional. OX-CTA coloca el 20% de su facturación en los mercados exteriores. "Tenemos la vocación de mejorar las condiciones ambientales y sanitarias en cualquier parte del mundo, porque los productos que investigamos suponen un avance y contribuyen a un bienestar sostenible", señala Ana Bernad (en la foto inferior), gerente de OX-CTA. Sus mercados son Europa del Este, Italia, Portugal, Jordania, China y la República Dominicana.

Equipo. La plantilla de la empresa se caracteriza por su alta cualificación. El 90% de su equipo posee titulación superior y el 20% son doctores. Y también por su juventud, con edades comprendidas entre los 22 y los 42 años. La empresa destina entre el 15% y el 20% de sus ingresos anuales a la investigación, uno de los porcentajes más elevados del tejido empresarial español. La gerente, Ana Bernad, subraya que "la búsqueda de la mejora continua es un elemento integrado en la vida de la compañía".