Sector del aurtomóvil

Las autoridades alemanas se reunirán para valorar las nuevas ofertas de compra de Opel

El Gobierno y los cuatro Länder alemanes con plantas de Opel se reunirán el próximo lunes para analizar las últimas ofertas de los dos inversores interesados en adquirir el negocio europeo de General Motors (GM), anunció hoy el portavoz del ministerio de Economía, Steffen Moritz.

A la reunión en la Cancillería asistirán únicamente representantes del gobierno y los estados federados pero no de las dos empresas que pujan por Opel, el fabricante de componentes austríaco-canadiense Magna y el inversor belga RHJI, filial del estadounidense Ripplewood.

Moritz insistió que, independientemente del análisis que haga la parte alemana, la decisión definitiva deberá tomarla el fabricante automovilístico estadounidense General Motors (GM). El portavoz agregó en que por ahora no se puede prever cuándo se tomará una decisión definitiva al respecto.

El vicepresidente de GM y máximo responsable en las negociaciones por parte de esta empresa, John Smith, insistió hoy en que no ha se ha llegado a un acuerdo con Magna. En un blog en la página web de GM, Smith apostilló que "ayer fue un día bastante movido en los medios de comunicación con muchas salidas informando de que Magna/Sberbank y General Motors han alcanzado un acuerdo respecto a Opel". "Con el riesgo de repetirme a mí mismo, este no es el caso", aseveró Smith.

Y explicó: "Recibimos ayer por la mañana otra oferta de Magna/Sberbank y la estamos revisando. Actualizaremos las comparaciones que hicimos previamente a la atractiva propuesta presentada por RHJI el 20 de julio y prepararemos una revisión con el comité ejecutivo de GM".

Ayer, el presidente del comité de empresa de Opel, Franz Klaus, explicó que existe un contrato sobre el acuerdo listo para firmar, lo que hizo pensar en un primer momento que GM ya había llegado a un acuerdo con Magna para venderle Opel.

La división europea de GM se limitó a decir que Magna ha presentado una nueva oferta mejorada y que la van a estudiar en los próximos días pero no facilitaron los detalles. La matriz estadounidense prefiere supuestamente la oferta del inversor belga RHJI porque facilitaría volver a comprar Opel tras su saneamiento y porque tiene reticencias en ofrecer su tecnología a los rusos.

Sin embargo, Magna es la preferida de los trabajadores de Opel en Alemania y del Gobierno alemán porque contempla una reducción de empleos menor en este país.