Crisis

La firma alemana de moda Escada se declara en quiebra

El grupo alemán de moda 'prêt-à-porter' de lujo Escada se ha visto forzado a declararse en quiebra tras fracasar su plan de intercambio de obligaciones con sus acreedores, según informó la empresa textil, que cuenta entre sus seguidoras con celebridades como Kim Basinger o Paris Hilton.

La declaración de insolvencia del grupo germano se produce después de que algo menos de la mitad de sus acreedores hubieran aceptado la propuesta de intercambio de obligaciones de Escada, por debajo de las pretensiones de la compañía, que había establecido un umbral mínimo del 80%.

El Tribunal de Munich ha designado a Christian Gerloff como administrador provisional de Escada, cuyos principales accionistas son el magnate ruso Rustam Aksenenko, con el 21% del capital social de la empresa, así como los hermanos Wolfgang y Michael Herz, con un 12,4% cada uno. Asimismo, la española Bestinver Gestión cuenta con una participación próxima al 10%.

Fundada en 1976, Escada cuenta con unos 2.300 empleados en todo el mundo. La compañía registró pérdidas por importe de 70,3 millones de euros en su año fiscal 2007/08.