Boletín mensual

El BCE espera que la economía de la zona euro regrese al crecimiento en 2010

El Banco Central Europeo (BCE) cree que "la recesión global ha tocado fondo" y espera que la economía de la zona euro regrese al crecimiento en 2010 y suba un 0,3%. En su boletín mensual, la autoridad monetaria advierte sin embargo que "la actividad económica será débil en lo que queda de año" y pronostica una caída del PIB del 4,5% en 2009.

El BCE cree que "la recesión global ha tocado fondo" y que en la zona del euro "el ritmo de contracción se ralentiza claramente". En su boletín mensual de agosto, publicado hoy, la entidad advierte sin embargo de que "la actividad económica será débil en lo que queda de año".

"La significativa política de estímulo en las principales áreas económicas debe apoyar el crecimiento global, incluida la zona del euro", ha dicho el BCE. La autoridad monetaria pronostica que el PIB de la eurozona baje un 4,5% en 2009 y suba un 0,3% en 2010.

Por otro lado, los expertos consultados por el BCE prevén que el IPC armonizado de la eurozona aumente un 0,4% este año y un 1,1% en 2010. En su encuesta anterior, los expertos esperaban un aumento del 0,5% para el IPC de 2009 y del 1,3% para 2010, mientras que preveían un descenso del PIB del 3,4% este año y un aumento del 0,2% en 2010.

El consejo de gobierno del banco europeo decidió la semana pasada mantener los tipos de interés en el 1%, un nivel históricamente bajo para apoyar el crecimiento económico de los países que comparten el euro.

Incertidumbre todavía elevada

No obstante, pese a que su valoración de la economía de la zona del euro y global es más optimista que en otras ocasiones, el BCE mantiene un tono de cautela y advierte de que "la incertidumbre es todavía elevada". Por ello, el consejo de gobierno considera que es muy probable que los próximos datos económicos sean volátiles.

El BCE pidió a los bancos comerciales de la zona del euro que tomen las medidas necesarias para fortalecer más sus bases de capital y que se aprovechen de las medidas gubernamentales de apoyo al sector financiero, especialmente las que tienen que ver con la recapitalización.

El banco europeo señaló que el flujo de créditos de los bancos al sector privado permaneció contenido en junio, aunque con diferencias en los sectores. El flujo de préstamos a las empresas cayó en junio debido a una contracción en los créditos a corto plazo, según el BCE. No obstante, el flujo de préstamos a los hogares fue en junio algo más positivo que el mes anterior.

Reducir los déficit

Asimismo, el BCE instó a los gobiernos de la zona del euro a reducir sus déficit cuando la economía comience a recuperarse y a ajustar sus gastos públicos adecuadamente.

el BCE considera que los gobiernos deberán "ajustar sus gastos públicos adecuadamente a las nuevas condiciones macroeconómicas" ya que la zona del euro podría sufrir un crecimiento económico potencial más bajo durante un periodo de tiempo prolongado.

El BCE advierte de que también es necesario preparar los presupuestos para los gastos por el envejecimiento de la población en el futuro.