Industria automovilística

GM no reabrirá el proceso de venta de Opel y elegirá "lo antes posible" entre Magna y RHJ

El grupo automovilístico estadounidense General Motors no tiene intención de reabrir el proceso de venta de su filial alemana Opel y mantiene su compromiso de elegir "lo antes posible" una de las dos ofertas que tiene sobre la mesa, realizadas por el fabricante canadiense de componentes Magna y por el fondo belga RHJ, informó hoy el director financiero del consorcio, Ray Young.

Una fábrica de Opel en Ruesselsheim (Alemania)
Una fábrica de Opel en Ruesselsheim (Alemania)

Young resaltó el interés que tiene General Motors en cerrar en cuanto sea posible un acuerdo para la venta de Opel, después de que el consorcio automovilístico haya mejorado su posición financiera, tras salir de la suspensión de pagos. "Pienso que todo el mundo está ansioso por hacerlo", añadió.

Estas declaraciones del director financiero del grupo de Detroit (Michigan) se producen después de que el Gobierno alemán haya mostrado su preferencia por la oferta de Magna, que conllevaría la protección de los 25.000 puestos de trabajo que mantiene Opel en Alemania.

Así, la canciller alemana, Angela Merkel, se mostró ayer dispuesta a intervenir "personalmente" en el proceso de negociación para la venta de Opel, en favor de la oferta realizada por el fabricante canadiense de componentes para automóviles, en detrimento de la oferta del fondo belga.

RHJ aumenta su oferta

RHJ International mejorará su oferta al pedir menos de 3.000 millones de euros de ayuda estatal para completar la operación, según informó el diario Handelsblatt citando fuentes del Gobierno y financieras.

La firma de capitales privados, que está relacionada con el especialista en activos en problemas Ripplewood Holdings, está interesada en mejorar sustancialmente su propuesta y así poder quedarse con una parte de Opel.