Moda

Escada cae un 34% en Bolsa ante su posible insolvencia

Escada, la firma de ropa femenina de lujo, cayó ayer un 34% en la Bolsa de Fráncfort ante lo que parecía la pérdida inminente del apoyo de sus acreedores en el último día para aceptar el canje de títulos.

La compañía tenía hasta ayer por la tarde para conseguir que ocho de cada diez inversores renunciasen a la mitad de sus bonos. Al cierre de esta edición no se conocía aún el resultado, pero todo apuntaba al fracaso del apoyo de los bonistas. Incluso el presidente del consejo de supervisión, Reinhard Poellath, se mostraba escéptico sobre el éxito de la operación de refinanciación, según Handelsblatt.

La reestructuración de la deuda sería la única salida que tenía la empresa para sufragar su deuda. Sin la reestructuración financiera, Escada reconocía que esta misma semana tendrá que declararse insolvente.

La firma de alta gama, que lleva más de 30 años en funcionamiento, había iniciado una operación de intercambio de bonos entre los acreedores por valor de 200 millones de euros. Con el 80% de respaldo de los inversores bastaría. Y si los acreedores hubiesen reaccionado a las nuevas condiciones, Escada calculaba que la refinanciación de su deuda se completaría a finales del año 2010.

A principios del mes pasado, el presidente ejecutivo de la compañía, Bruno Saelzer, reconoció que con las previsiones de liquidez, la compañía no llegarían más allá de agosto.

Sin embargo, se mostró relativamente optimista sobre la implicación de sus inversores. Aunque dijo ser consciente de lo incierto de la medida, eligió confiar en sus inversores. Y es que son 33 años desde su fundación y 12 desde su entrada en el mercado español. La larga experiencia en el diseño de lujo no ha servido para avalar a Escada, después de que en abril diese las primeras señales de alarma.

La firma de lujo ha perdido en dos años 70 millones de euros y, en enero de 2009, había alcanzado una deuda neta de 178 millones de euros.