'Subprime'

La crisis arrebata a los bancos un 22,6% de su valor en Bolsa

Los seis mayores bancos españoles (Santander, BBVA, Popular, Sabadell, Bankinter y Banesto) han perdido un 22,6% de su valor en Bolsa (44.220 millones de euros) dos años después de la crisis de las hipotecas 'subprime'.

Hace dos años, el desplome de las 'hipotecas basura' dio lugar a una crisis que hundió las Bolsas, disparó el crudo más de un 60% (hasta un máximo de 148 dólares) y rompió una racha de crecimiento mundial hasta situar la economía global en la peor recesión desde la II Guerra Mundial.

Los seis grandes bancos españoles cotizados han pasado de contar con un valor conjunto de 195.249 millones de euros en agosto de 2007 a 151.029 millones al cierre del pasado viernes, un día antes de que se cumplan dos años del estallido de la crisis 'subprime' de Estados Unidos en Europa.

El Banco Popular, uno de los que más ha sufrido, ha perdido más de la mitad de su capitalización bursátil y ha visto cómo la agencia de calificación Standard & Poor's rebajaba hasta tres veces en los últimos diez meses su calificación crediticia, la última de ellas el pasado 10 de julio.

La rebaja en la calificación del crédito o de los activos de las entidades financieras se ha sumado así a los problemas de morosidad y de liquidez que han debido afrontar los bancos españoles en los últimos meses.

Así, la agencia de medición de riesgos Moody's decidió en junio rebajar la calificación crediticia de la deuda a largo plazo de 25 entidades financieras, entre las que se encontraban el Popular, el Sabadell y Bankinter.

A este respecto, el consejero delegado de Banesto, José García Cantera, ha señalado que la decisión de las agencias "no tiene nada que ver con que las entidades tengan problemas de solvencia". El banco que preside Ana Patricia Botín ha visto también cómo su valor en Bolsa se ha reducido en dos años casi a la mitad, hasta un 44%, casi lo mismo que el Sabadell, que ha perdido el 41%.

La cuarta entidad financiera de España se ha decidido por la expansión internacional con la adquisición del Mellon United National Bank.

Tampoco los dos grandes, Santander y BBVA, se han librado del escrutinio a la baja de las agencias de rating, ya que en marzo S&P revisó la perspectiva de calificación de ambas entidades de estable a negativa, aunque mantuvo sus actuales calificaciones de 'AA/A-1+'.

El castigo sufrido en Bolsa por el banco vasco ha sido superior al 30%, aunque en lo que va de año lo ha compensado con una revalorización de más del 20%. Más leve ha sido la caída de Bankinter, alrededor del 20%.

Caso aparte es el Santander, el único que ha mejorado algo su situación respecto a los 75.739 millones de euros de capitalización bursátil que se apuntaba hace un año y a pesar de seguir valiendo un 5% menos que hace dos años. Además, en los últimos doce meses el banco que preside Emilio Botín ha recuperado casi el 5%, y sólo en lo que va de año la revalorización bursátil supera el 50%.