Bolsa de Nueva York

El dato de paro pone el broche a la cuarta semana alcista en Wall Street

Después de la tormenta siempre viene la calma. Y después de dos días de preocupación por la situación del mercado laboral, la confianza regresó al parqué de la mano de unas cifras de empleo que han sorprendido gratamente a los inversores. El Dow Jones ha sumado un 1,23%

Optimismo en la Bolsa de Nueva York tras conocer que la tasa de paro ha bajado hasta el 9,4%, su primera caída desde abril de 2008. La desconfianza de los últimos días desaparece y el tono alcista regresa a Wall Street, que comienza a creer de nuevo en la recuperación económica. Al cierre, el Dow Jones sumó un 1,23% hasta los 9.370 puntos, en tanto que Nasdaq y S&P500 se apuntaron sendos avances del 1,37% y 1,34% respectivamente.

El alivio y la confianza vinieron de la mano. Las cifras de empleo conocidas hoy dan motivos para ello. Después de que a lo largo de la semana los informes del sector privado metieran el miedo en el cuerpo de los inversores, el departamento de Trabajo dio una grata sorpresa al mercado tras anunciar el primer descenso de paro registrado desde hace 15 meses.

En concreto, la tasa del paro en EE UU se ha situado en el 9,4% en julio, una décima menos que el mes anterior y también por debajo de lo esperado por los analistas, que auguraban que la cifra se situaría en el 9,6%. En el último mes la principal economía del mundo destruyó 247.000 empleos, muy por debajo de los 320.000 puestos de trabajo previstos por el mercado.

DOW JONES 26.656,98 0,95%

No es el único síntoma de mejora económica que ha conocido EE UU este mes, sino que a la menor destrucción de empleo se han sumado una contracción menor de lo esperada en la industria manufacturera y unas ventas de coches que mejoran lo previsto por el consenso de los analistas.

Así las cosas, el propio presidente de EE UU, Barack Obama, celebró los últimos datos laborales y afirmó que hay señales de que "lo peor puede estar ya superado".

AIG, también da motivos para el optimismo

En el ámbito empresarial, AIG se convirtió en protagonista de la jornada después de anunciar una ganancia neta de 1.822 millones de dólares en el último trimestre frente a las pérdidas de 5.360 millones de dólares del mismo período del año anterior. Es además la primera vez desde el tercer trimestre de 2007 en que la aseguradora presenta beneficios. El mercado acogió de buen agrado los títulos de la compañía y sus acciones se dispararon al cierre un 22,55%.

Peor le han ido las cosas a Fannie Mae, tutelada por el Gobierno desde el pasado verano. La firma estadounidense de garantía hipotecaria registró pérdidas netas de 14.800 millones de dólares (unos 10.200 millones de euros) en el segundo trimestre del año, lo que supone multiplicar por más de seis los 'números rojos' del mismo periodo de 2008, por lo que anunció que pediría por tercera vez ayuda del Gobierno americano para sanear su déficit patrimonial. Sus acciones cayeron un 17,39%.

El verde predomina en el Dow Jones

De las 30 empresas que cotizan en el Dow Jones, tan sólo Bank of America cerró en números rojos, al retroceder sus títulos un 1,08%.

En el lado opuesto, los mayores avances fueron para Walt Disney, cuyas acciones se revalorizaron un 5,56%. También con importantes subidas cerraron los papeles de Amercan Express (+4,69%), JP Morgan (+3,80%), Merck (+3,%) y General Electric (+2,94%).

El petróleo de Texas se abarató un 1,4% y terminó a 70,93 dólares por barril, aunque se mantiene en torno a su precio más alto de las últimas cinco semanas.