Mercados

El paro en EE UU salva la cuarta semana al alza del Ibex

El dato de paro ha sido la referencia más importante de la semana. Y es más. También se ha convertido en la que tenía la última palabra. Así, ante la grata caída del desempleo estadounidense, el Ibex 35 ha sumado un 0,85% que le ha permitido despedir su cuarta semana de ganancias en los 10.947 puntos. (Consulta el gráfico detallado del Ibex 35)

Hay partidas que se saben ganadas, otras en las que las pérdidas están más que aseguradas por muchos milagros que ocurran y algunas en las que hay que luchar porque la suerte depende tan sólo de un movimiento. Esta semana ha seguido este último patrón. Y es que el Ibex se lo ha jugado todo a una carta. La carta del paro de Estados Unidos. Afortunadamente, el dato ha sorprendido gratamente al caer una décima y situarse en el 9,4% en julio, por debajo de lo esperado por los analistas. Así, en una semana en la que otros datos del mercado laboral americano, como la encuesta ADP y las peticiones de subsidios por desempleo, han puesto en evidencia que la destrucción de empleo continúa con menor intensidad, la tasa de desempleo que se ha conocido hoy ha llegado como agua de mayo a las Bolsas.

Y la Bolsa española no ha dudado en reflejarlo. El selectivo ha saldado su cuarta semana al alza con un ascenso del 0,85% que le ha servido para marcar un nuevo máximo anual en los 10.947 puntos, a 53 puntos de los preciados 11.000. El resto de Europa, por su parte, ha dicho adiós con ganancias del 2,67% para el Ftse de Londres, del 2,77% para el Cac de París y del 2,38% para el Dax de Fráncfort.

Desde el frente macroeconómico han llegado algunos indicadores del mercado hipotecario que también han servido de aliciente para las compras. Las ventas pendientes de casas usadas se han anotado su quinta alza mensual consecutiva por primera vez en seis años y las solicitudes de hipotecas han crecido un 4,4% ante el descenso de los costes de los préstamos.

SABADELL 1,16 -0,81%
GRIFOLS 26,11 0,42%

Sin embargo, los inversores han tenido más focos de atención. Ayer, sin ir más lejos, el Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra regalaron a las Bolsas la excusa perfecta para sumar posiciones al señalar que mantenían intacto el precio del dinero. Trichet, presidente del BCE, ha augurado una recuperación gradual de la economía de la eurozona el próximo año ante los signos de que la recesión global "toca fondo", mientras que el Banco de Inglaterra ha animado a las compras con una inyección de 58.600 millones de euros adicionales para reactivar la economía. La OCDE, por su parte, se ha unido a las buenas previsiones al anunciar que en los datos correspondientes a junio hay "señales más fuertes de mejora de las perspectivas económicas" en los países que integran la organización.

La temporada de presentación de resultados empresariales ha continuado esta semana con las cuentas de empresas como Deutsche Telekom, Suzuki, Panasonic o Portugal Telecom. El sector financiero, por su parte, ha acaparado la atención con sus balances semestrales. Entidades como HSBC, UBS, BNP Paribas o Société Générale han alimentado la positiva visión que tienen los ahorradores sobre el sector desde hace ya un tiempo. Sin embargo, los resultados de Lloyds, Swiss Re, Royal Bank of Scotland o Commerzbank se han convertido en la cara mala.

La banca mediana acumula apuestas

En el mercado español, los bancos también han sido noticia tras conocerse que Goldman Sachs y Credit Suisse han decidido elevar el precio objetivo de las compañías del sector. En este contexto, la banca mediana, que ha obtenido un beneficio conjunto de 1.061,2 millones de euros en el primer semestre del ejercicio, ha optado por los números verdes. Sabadell ha sido el valor más rentable, al sumar un 3,85% en las últimas cinco jornadas, seguido muy de cerca por Bankinter, que ha ganado un 3,2%, Popular, que se ha apuntado un 1,42%, y Banesto, que lo ha hecho en un 0,97%. Santander y BBVA, por su parte, han acumulado un 0,64% y un 1,69% respectivamente.

Las mayores ganancias, sin embargo, han sido para Iberia, que ha avanzado un 9,26%, mientras que en el lado en rojo de la tabla se ha situado Grifols, que ha cedido un 4,38% semanal. Otros 'blue chips' como Telefónica, que ha repuntado un 0,26%, Repsol, que se ha dejado un 0,52%, e Iberdrola, que se ha anotado un 0,25%, no han conseguido ponerse de acuerdo en su tendencia.

En el mercado de divisas, el Banco Central Europeo ha fijado el cambio oficial del euro en 1,4357 dólares. El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, ha recuperado posiciones respecto al viernes pasado y ya cotiza a 74,64 'billetes verdes'.