Tipo hipotecario

El euríbor suma tres días de subidas y se sitúa en el 1,348%

El euríbor, tipo de interés al que se referencian la mayoría de las hipotecas en España, subió hoy por tercer día consecutivo y se estableció en el 1,348%, después de que el Banco Central Europeo (BCE) mantuviera ayer los tipos de interés en el 1%.

Pese a este repunte, expertos consultados por Europa Press pronostican que el euríbor seguirá estrechando la brecha con los tipos de interés fijados por el Banco Central Europeo (BCE) en los próximos meses, aunque cada vez cuenta con menos margen de acercamiento.

El indicador rompió el pasado miércoles una larga racha de descensos que mantenía de forma ininterrumpida desde hacía 40 días, y subió en tasa diaria hasta el 1,345%, frente al 1,344% marcado el día anterior. Ayer volvió a repuntar al 1,346%.

El euríbor emprendió una senda contínua de recortes el pasado 10 de junio, fecha desde la que ha pulverizado mínimos históricos casi a diario, pero los últimos cambios marcados dejan de recortar el diferencial con los tipos oficiales de interés.

El último cambio diario marcado sitúa la media mensual de agosto en el 1,345%, lo que supone casi cuatro puntos (-3,978%) por debajo de la de hace un año, cuando el indicador se encontraba en niveles máximos (5,323%), disparado por las restricciones de liquidez en los mercados.

Con la tasa mensual del euríbor del mes de julio (1,412%), el indicador encadenó diez meses consecutivos de recortes, y si avanza la normalización de los mercados financieros, podría acumular once meses de bajada.

A pesar del abaratamiento que la caída del euríbor supone en las hipotecas, los créditos para la compra de vivienda experimentaron en junio el menor crecimiento (+0,9%) experimentado en los trece años de la serie histórica que figura en los registros del Banco de España.

Los consumidores, sin embargo, no se benefician por completo de estos bajos niveles del Euríbor, ya que tanto bancos como cajas de ahorros aplican un mayor diferencial a los préstamos que conceden por la mayor prima de riesgo de impago.