Industria

MCH transforma Pardo en Grupo HCS

El capital riesgo ha conseguido que las ventas de la empresa crezcan un 40,6% en cuatro años.

Pardo era en 2005 una empresa familiar solvente y líder en su sector, el de fabricación de camas articuladas de planta hospitalaria o residencial. Pero en el primer trimestre de 2006, la situación de la compañía cambió radicalmente. Entonces, la firma de capital riesgo MCH Private Equity planteó una oferta por el 100% de Pardo conjuntamente con los directivos, a través de un MBO (management buy-out). "Entramos en contacto con el fundador de la empresa, que ya era mayor. æpermil;ste vio que si Pardo no se integraba en una vía de crecimiento podía llegar a desaparecer, por lo que se mostró receptivo a nuestra oferta", indica Andrés Peláez, socio de MCH Private Equity.

A partir de ahí, y ya en el capital, la entidad planteó una ambiciosa estrategia basada en dos pilares: una modernización de la estructura y un aumento del tamaño. En cuanto a este último punto, Pardo inició una política de adquisición de compañías del sector que complementasen su actividad. Así, se hizo con Oihana, muy activa en ámbito de los equipamientos geriátricos y complementos, y con Astaburuaga, dedicada al mobiliario clínico.

A resultas de estas compras, la empresa dio el gran salto adelante al transformarse en grupo y cambiar de denominación. Con el nuevo nombre de Grupo HCS (Health&home Care Systems), los fundamentos económicos han experimentado, asimismo, un cambio radical.

Si en 2005 la empresa facturó 32 millones de euros, para este año las previsiones hablan de unas ventas cercanas a los 45 millones, lo que supone un incremento del 40,6% en cuatro años. Al mismo tiempo, se ha hecho en este periodo un trabajo paralelo enfocado a la internacionalización. Si en 2005 esta actividad era meramente testimonial, ya que sólo un 3% de la facturación provenía del exterior, para 2009 la intención es que este capítulo alcance el 20% de las ventas. Una actividad exportadora que se quiere potenciar. Por ello, según reconoce José Algárate, consejero del Grupo HCS y anterior gerente de Pardo, "no descartamos abordar nuevas adquisiciones que nos permitan acelerar los planes de expansión internacional".

Apuesta

Entre los países donde el grupo vende sus productos destacan Portugal, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos, además de zonas geográficas como el continente latinoamericano y el norte de África.

Por otro lado, el grupo ha puesto en marcha un proyecto industrial de doce meses de duración para obtener una mejora de los procesos productivos de las instalaciones de Zaragoza y Navarra, "para ser competitivos internacionalmente", dice Algárate.

Hacia la referencia internacional

El grupo no esconde su interés en convertirse en un referente internacional en equipamiento sociosanitario. A tal fin, la entidad de capital riesgo ha realizado una serie de actuaciones para conseguir este objetivo. "Hemos incorporado nuevos profesionales en áreas como la dirección general, el departamento comercial, el de marketing y el de I+D y producción", explica José Algárate.

Para el directivo, la cultura empresarial pasa ahora por "la mejora continua y la obtención de resultados". Esta estrategia va acompañada de una ampliación en la gama de productos. Si antes la empresa se centraba en la producción de camas hospitalarias, en la actualidad se enfoca a la equipación de las habitaciones de un hospital o una residencia de una manera completa, con camas modernas de parto, camillas eléctricas, colchones antiescaras, etcétera.

La cifra

45 millones de euros es la previsión de facturación que contempla la empresa para este año, un 20% proveniente de los mercados exteriores.