Hipotecas

El Gobierno de EE UU estudia reestructurar las entidades hipotecarias

El Gobierno del presidente de EE UU, Barack Obama, estudia una reestructuración de los dos mayores bancos hipotecarios de Estados Unidos -Fannie Mae y Freddie Mac- y la creación de mecanismos nuevos para los préstamos, informó hoy el diario 'The Washington Post'.

Las dos instituciones, creadas como agencias paraestatales después de la Gran Depresión de los años 1930 para reactivar el mercado de la vivienda, se convirtieron en autónomas hace tres décadas, y el año pasado el Gobierno tuvo que intervenirlas, nacionalizando de hecho sus portafolios de hipotecas de alto riesgo.

El interventor de Fannie Mae y Freddie Mack, James Lockhart, quien anunció que abandonará ese cargo este mes, dijo en una entrevista con Bloomberg Televisión hoy que "todos los que estuvimos involucrados en los mercados hipotecarios lamentamos que no vimos cuán mala era la situación, y cuán grave se tornaría".

El Departamento del Tesoro ha comprometido unos 400.000 millones de dólares para impedir la bancarrota de las dos firmas mientras el gobierno decide cómo reestructurará sus operaciones.

Entre las opciones citadas por Bloomberg, figura la transformación de ambas en empresas públicas, la liquidación de las dos, o una discriminación de sus activos entre los que son sólidos y utilizables, y los que son débiles y sería mejor liquidarlos.

Según The Washington Post, la "deuda mala" de las firmas se colocaría en nuevas instituciones financieras respaldadas por el gobierno cuya tarea será el cobro de la mayor cantidad posible de los saldos pendientes.

Las cartas constitutivas de Freddie Mac y Fannie Mae les permiten la compra de préstamos hipotecarios a los bancos, que luego las dos agencias "re-empaquetan" y venden a los inversionistas. Los bancos pueden, luego, usar el dinero obtenido para ofrecer más préstamos a otros compradores de casas.