Mercados

El empleo privado en EE UU pone al Ibex contra las cuerdas

No ha habido muchas más opciones que los recortes. El dato de destrucción de empleo en el sector privado en Estados Unidos ha puesto en jaque a un Ibex que no tenía demasiado clara su tendencia. Al cierre de la jornada, los números rojos han sido la solución. El selectivo ha cedido un 1,59% que le ha convertido en el peor índice de Europa. (Consulta el gráfico detallado del Ibex 35)

La Bolsa española ha intentado acercarse de nuevo a la cota psicológica de los 11.000 puntos. Una resistencia que, según los analistas, tiene premio: la posibilidad de una subida adicional del 10%. Sin embargo, el asalto ha vuelto a quedar aplazado para mejor ocasión. O al menos, para una jornada en la que los datos macroeconómicos animen a las compras. Hoy, claramente, no ha sido así.

En una sesión que carecía de la fuerza necesaria desde el comienzo, el detonante de las ventas ha sido el dato de destrucción de empleo en el sector privado en Estados Unidos que, pese a moderarse, ha sido peor de lo esperado por los analistas. El sector privado eliminó 371.000 empleos en julio, según ha señalado la firma ADP. Además, las pérdidas de empleo de junio fueron revisadas a 463.000 empleos en lugar de la eliminación de los 473.000 puestos iniciales.

Por si fuera poco, el ISM no manufacturero ha caído por décimo mes consecutivo, decepcionando a un mercado que esperaba un repunte hasta el 48%. La excepción, sin embargo, han sido las solicitudes de hipotecas, que han crecido un 4,4% animadas por el descenso de los costes de los préstamos.

OHL 1,50 1,49%
SANTANDER 3,62 -0,44%

En consecuencia, el Ibex 35 ha cambiado sus dudas por una opción muy clara. La de retroceder posiciones. El selectivo ha cedido un 1,59%, que le ha situado en los 10.704 puntos, en una sesión en la que el resto de las plazas del Viejo Continente ha registrado números rojos más moderados. El Ftse de Londres ha echado el cierre con un recorte del 0,52%, el Cac de París se ha dejado un 0,51% y el Dax de Fráncfort ha perdido un 1,18%.

La temporada de presentación de resultados, por su parte, ha traído consigo buenas y malas noticias. Siguiendo la línea de BNP Paribas o UBS, las cuentas de Société Générale y Axa también han batido previsiones, mientras que Lloyds ha anunciado una pérdida neta de 3.672 millones de euros en el primer semestre de 2009 y Swiss Re ha decepcionado a los expertos con unos resultados por debajo de lo previsto.

Los bancos, en el ojo del huracán

En el mercado español, el sector bancario ha estado en el punto de mira. Y es que Goldman Sachs y Credit Suisse han elevado el precio objetivo de bancos grandes y medianos. Pese a todo, Santander ha restado un 1,5% después de que Goldman Sachs haya mejorado su objetivo desde 10,7 euros a 12,2 euros, mientras que BBVA ha retrocedido un 1,78% tras conocerse que Credit Suisse ha elevado su precio objetivo hasta los 12 euros por título.

Popular, Sabadell y Banesto, que también han visto mejorados sus objetivos por parte de esta última firma de análisis, se han unido a los recortes. Bankinter, sin embargo, ha sido la excepción del sector al recuperar un 1,43%.

Las mayores ganancias del Ibex 35 han sido para OHL, que se ha anotado un 4,85%, Iberia, que se ha revalorizado un 3,74%, Mapfre, que ha repuntado un 1,94%, y Cintra, que lo ha hecho en un 1,93%.

En el mercado de divisas, el Banco Central Europeo ha fijado el cambio oficial del euro en 1,4410 dólares. Francisco López Ollé, analista de X-Trade Brokers, explica que "no sería de extrañar ver de nuevo avances del billete verde si se producen caídas de los principales índices, dado que no parece que la euforia bursátil se corresponda con la peor crisis económico-financiera que se recuerda desde 1930. Aunque a la larga tienda a debilitarse más".