Automoción

Se hunden las ventas de las cuatro marcas desechadas por GM

Los clientes no quieren adquirir muertos vivientes. Así se demostró el mes pasado en el mercado estadounidense del motor. Las cuatro marcas que GM ha decidido eliminar registraron pronunciadas pérdidas en sus ventas comparadas con junio. La marca de todoterrenos Hummer vendió 799 unidades en julio, un 57,4% menos, mientras que en los siete primeros meses entregó 6.990 unidades, un 61,2% menos. La sueca Saab, por su parte, matriculó 574 coches en julio (con un descenso del 71,7%) y 5.960 unidades (-57,7%) en el acumulado del año. Saturn comercializó 5.968 unidades el mes pasado (-66,1%) y 48.744 unidades (-59,3%) hasta julio.

Y eso, a pesar de que el plan Dinero por chatarra lanzado por la Administración de Barack Obama logró elevar las ventas del deprimido mercado estadounidense en el mes de julio, con marcas como Ford registrando su primer crecimiento mensual en dos años. La compañía del óvalo se ha beneficiado de ser la única de las tres estadounidenses que no ha tenido que recurrir a la ayuda pública para subsistir.

El Congreso de EE UU aprobó el mes pasado un plan dotado con 1.000 millones de dólares similar a los que se han puesto en marcha en España, consistente en dar ayudas de entre 3.500 y 4.500 dólares si a cambio dan otro coche antiguo.