Ayudas

La venta de motocicletas sigue sin remontar

La patronal Anesdor considera que el plan Moto E no es claro y por ello no lo aplican todos los concesionarios.

La organización que aglutina a los fabricantes españoles de vehículos de dos ruedas, Anesdor, no está contenta con el funcionamiento hasta ahora del plan de ayudas a la compra de este tipo de vehículos lanzado por el Gobierno (el Moto-E).

El secretario general de la patronal, José María Riaño, afirmó ayer que "no hay claridad" y que, por ello, continúa la caída de ventas de motos y ciclomotores. Riaño apuntó que "hay concesionarios que están aplicando las ayudas y otros que no", dado que todavía no se ha convocado el concurso público para determinar qué entidad se va a hacer cargo de liquidar las ayudas que adelanten los distribuidores.

Por ello, aseguró, el plan de ayuda a las dos ruedas "está generando confusión entre los clientes y los concesionarios", ya que hay algunas marcas que están apoyando a los distribuidores para que apliquen la subvención en la venta de motos y ciclomotores y otras que no". Además, el secretario general reclamó que Industria seleccione pronto la entidad encargada de reembolsar las ayudas.

El Gobierno anunció a principios del mes pasado un programa de ayudas para la compra de motos que subvencionará con un máximo de 750 euros la compra de un vehículo nuevo y que está dotado con un presupuesto de nueve millones de euros.

Para los ciclomotores (de hasta 50 centímetros cúbicos) las ayudas sumarán 225 euros, de los que 75 serán aportados por el Gobierno y los 150 euros restantes, por las marcas. En el caso de las motocicletas de hasta 250 centímetros cúbicos, la ayuda asciende a 525 euros, 175 del Gobierno y el resto, del fabricante o importador. Además, se establece un límite en el precio de 9.500 euros y será necesario achatarrar una motocicleta o ciclomotor, con determinados requisitos de antigüedad.

"Es urgente", afirmó Riaño, "que se completen estos detalles administrativos por parte de Industria para que el Plan, que ha sido acogido muy positivamente por el sector, pueda conseguir los mejores resultados posibles", aseguró Anesdor a través de un comunicado de prensa, al tiempo que resaltó la importancia de que las comunidades autónomas se unan, "al igual que lo han hecho con el Plan 2000E", el programa de ayudas para el achatarramiento de automóviles. Anesdor señaló que por el momento únicamente Cataluña y Asturias han anunciado que aportarán una cantidad similar a la que pone el Gobierno.

Las ventas de vehículos de dos ruedas alcanzaron las 24.900 unidades en julio, lo que representa un retroceso del 38,3% en comparación con el mismo mes del año anterior.