Tipos

Los expertos confían que el BCE mantenga los tipos en el 1%

El Banco Central Europeo (BCE) mantendrá mañana, jueves, los tipos de interés en el 1%, después de que se haya producido una estabilización de la coyuntura de la zona euro.

Muchos indicadores económicos señalan desde hace semanas una estabilización de la economía de los países que comparten el euro, de EE UU y de Asia.

Por ejemplo, el Índice de Gestores de Compras del sector manufacturero de la zona del euro subió en julio hasta 46,3 puntos, frente a los 42,6 puntos de junio.

Pese a esta mejora, el indicador todavía se sitúa por debajo de los 50 puntos, lo que significa que una mayoría de los directivos consultados vieron una contracción de la actividad.

Una cifra superior a los 50 puntos señala una expansión de la economía.

La confianza empresarial mejoró en julio en Alemania, la mayor economía de la zona del euro, hasta niveles máximos desde hace diez meses.

El índice que publica el Instituto de Investigación Económica Ifo subió en julio hasta los 87,3 puntos, desde los 85,9 del mes anterior.

Los mercados financieras prevén pocas sorpresas de esta reunión del consejo de gobierno del banco europeo.

Los analistas pronostican que el BCE mantendrá su tasa rectora en el 1% hasta mediados de 2010.

Desde octubre del año pasado, la entidad monetaria ha bajado el precio del dinero en 4,25 puntos porcentuales debido a la recesión económica que sufre la zona euro, la peor desde la Segunda Guerra Mundial (1939-45).

Además, el BCE ha inyectado liquidez sin límites en el mercado de dinero para facilitar a los bancos comerciales la concesión de créditos a las empresas y a los hogares.

Los bancos comerciales de la zona del euro prevén relajar las condiciones para dar préstamos a las empresas y los hogares en el tercer trimestre del año, según se desprende de una encuesta que el BCE llevó a cabo recientemente a 118 bancos.

No obstante, las empresas se quejan todavía de que los bancos han endurecido notablemente sus estándares de crédito, algo que dificulta la recuperación económica.

La concesión de créditos a las empresas de la zona del euro cayó en junio un 0,7 por ciento, respecto a mayo, el mayor retroceso mensual desde el inicio de estas estadísticas en 2003.

El consejo de gobierno del BCE podría abordar también este asunto en su reunión de mañana.

Por otra parte, las restricciones a los créditos para las empresas alemanas aumentaron notablemente en julio, pese a que el BCE ha recortado drásticamente los tipos de interés hasta el 1 por ciento.

Una encuesta realizada por el Ifo muestra que un 45,1 por ciento de empresas alemanas considera que la política de préstamos de los bancos fue en julio más restrictiva, frente al 42,4 por ciento de junio.

Por último, para afrontar la crisis financiera, el banco europeo decidió comprar bonos garantizados, conocidos en España principalmente como cédulas hipotecarias y territoriales, por valor de 60.000 millones de euros (86.182 millones de dólares).

Hasta ahora, el BCE ha adquirido bonos garantizados por valor de 4.915 millones de euros (7.077 millones de dólares), medida con la que quiere impulsar un mercado que ha sido muy castigado por la crisis financiera y que era una importante fuente de financiación de los bancos.

Los mercados financieros descartan que el BCE vaya a ampliar este tipo de medidas no convencionales, por lo que aquí tampoco habrá sorpresas.