Empresas

La alta dirección de Unión Fenosa ha abandonado ya la compañía

La gran mayoría de los integrantes de la alta dirección de Unión Fenosa ha ido dejando la compañía desde la toma de control de Gas Natural. A 30 de junio, la gasística había pagado 25,3 millones en indemnizaciones y mantenía provisionados otros 34,6 millones con este fin.

La alta dirección de Unión Fenosa ha abandonado ya la compañía
La alta dirección de Unión Fenosa ha abandonado ya la compañía

Desde el desembarco de Gas Natural en Unión Fenosa, el número de empleados de la eléctrica se ha reducido. Según los datos del informe de gestión remitido ayer a la CNMV, en el primer semestre del año la plantilla era de 13.053 personas, 167 menos que en igual periodo de 2008. Según fuentes empresariales, entre los que se han dado de baja se encuentran la casi totalidad de la decena de miembros del comité de dirección. Del centenar de directivos de la eléctrica, 50 disfrutaban de contratos blindados.

En general, este tipo de contratos de alta dirección incluye una indemnización mínima de dos anualidades y máxima de cinco, además de otro año extra sometido a una incompatibilidad: la prohibición de incorporarse a una empresa competidora hasta que pase un año. Entre el 1 de enero y el 30 de junio de 2009, Gas Natural había satisfecho 25,3 millones de euros "con cargo a la provisión existente para hacer frente a los costes derivados de las indemnizaciones contractuales y compensaciones retributivas en caso de extinción de contratos con algunos directivos", señala el informe de gestión. De la citada provisión, a finales de junio aún quedaban sin tocar 34,6 millones. De la cantidad pagada, 21,3 millones eran indemnizaciones a consejeros ejecutivos con cláusulas por cambio de control.

Como una buena parte se ha despedido ya entrado el mes de julio, parte de estas provisiones se habrán reducido. Además de los blindajes, el equipo directivo de Fenosa era beneficiario de un Plan de Opciones sobre Acciones, aprobado por la junta de la eléctrica en abril de 2008 y por su consejo en julio de ese año, después de que se anunciara la opa de Gas Natural, cuyo trámite ha durado casi un año. Según los datos remitidos ayer, el plan de opciones, que equivalía al 2% del capital, se liquidó en la opa y supuso una cuantía de 20,5 millones para los miembros del comité de dirección y 16,6 millones para los consejeros ejecutivos, que disponían de casi nueve millones opciones. Faltan por contabilizar, pues, las cantidades cobradas por el resto de ejecutivos, hasta cien.

Tras la salida de los consejeros de ACS, entre ellos, el presidente, Pedro López Jiménez, y de los independientes, una vez que la gasística llegó al 30%, el primer gran relevo llegó a finales de abril con la salida del consejero delegado, Honorato López Isla, un histórico de la compañía en la que trabajó 37 años. A López Isla le han seguido otros no menos históricos de primera línea, como Juan Luis López Cardenete, director general de Redes, que dijo adiós a la empresa el jueves pasado o José María Paz, secretario general de Regulación que lo hizo hace unas semanas. También han cesado los directores generales Carlos Martínez de Albornoz, Juan José González López y José Luis Zapata, así como el director de los Servicios Jurídicos, Alejandro Sánchez Bustamante y el de Comunicación, José Manuel Velasco, que ha sido fichado para este mismo cargo por FCC. A punto de salir se encontrarían, según fuentes de la empresa, el secretario del consejo, Ramón Novo, y el director general de Recursos, José María Vázquez-Pena.

Sólo dos directores generales, José Antonio de Tomás y Jesús Verde, continúan. Otra de las excepciones es la de Elías Velasco, que sigue como presidente de Unión Fenosa Gas, filial al 50% con Eni.

La estampida de directivos ha provocado un debate, extensible a Endesa, sobre si los nuevos accionistas deben abonar las indemnizaciones y mantener a ejecutivos valiosos o, si éstos, deben renunciar a sus premios para poder seguir en sus puestos. En este caso parece existir otra barrera insalvable: las culturas de las dos empresas, ya centenarias, resultan radicalmente distintas.

Pese a ello, Gas Natural ha optado por integrar a algunos ejecutivos de la eléctrica (concretamente, tres) en el comité de dirección del nuevo proyecto de integración de septiembre. Tampoco faltan ejecutivos que se han quedado desubicados en el nuevo organigrama.

Las cifras 100 37,1

100 es el número total de directivos de Unión Fenosa. De éstos, la mitad mantenía un contrato con blindaje de alta dirección.

37,1 millones fue la cuantía liquidada en la opa a los altos directivos de Fenosa en el plan de opciones sobre acciones.

13.053 era la plantilla de la eléctrica en el primer semestre, 167