'Caso Gürtel'

Bárcenas dice estar "muy contento" tras declarar ante el juez

El senador y tesorero nacional del PP, Luis Bárcenas, ha asegurado este mediodía que estaba "muy contento" por haber podido prestar declaración ante el juez del Tribunal Supremo como imputado provisional en relación con el 'caso Gürtel'. Bárcenas ha afirmado que ha aportado pruebas que "demuestran" su inocencia de los delitos de cohecho y contra la Hacienda Pública

Luis Bárcenas dimite como tesorero del PP.
Luis Bárcenas dimite como tesorero del PP.

"Estoy muy contento por haber podido declarar y por aportar las pruebas que demuestran mi inocencia, muchas gracias", afirmó ante un buen número de periodistas que le aguardaba a la puerta del alto tribunal.

Bárcenas pasó casi tres horas declarando ante el magistrado Francisco Monterde y el fiscal del Tribunal Supremo Juan Ignacio Campos, quienes le interrogaron por su relación con la presunta trama corrupta liderada por el empresario Francisco Correa. El tesorero abandonó el alto tribunal poco antes de las dos de la tarde acompañado de sus abogados Miguel Bajo y Alfonso Trallero, con quienes se montó en un vehículo oscuro que abandonó rápidamente el lugar.

La alta expectación despertada por la declaración Bárcenas provocó la acumulación de hasta 70 profesionales de la información a las puertas del Tribunal Supremo, entre redactores, cámaras de televisión y fotógrafos. La salida del tesorero fue tan caótica que hubo empujones, caídas, y hasta algún profesional perdió las gafas y una zapatilla.

El arco metálico 'pita' a Bárcenas

Bárcenas llegó a la entrada lateral del Tribunal Supremo a las diez menos diez de la mañana, pese haber sido citado a las once, y declaró que enfrentaba el interrogatorio en el alto tribunal "absolutamente tranquilo".

Pero su entrada en el palacio de la Plaza de la Villa de París también contó con su anécdota. El tesorero del PP "pitó" cuando cruzaba el arco de seguridad instalado en la puerta, ante lo cual subió sus brazos en cruz mientras los policías comprobaban a qué se había debido el aviso. Ese momento fue aprovechado por los fotógrafos que se apostaban a las puertas del tribunal.

La citación de Bárcenas se realizó el pasado viernes después de que el instructor recibiera los testimonios de diversas actuaciones referidas a ambos aforados que obraban en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que investiga a los implicados en la presunta trama corrupta ligada al empresario Francisco Correa.

Para mañana jueves, a la misma hora, se ha fijado el interrogatorio también como imputado del diputado del PP Jesús Merino. Su comparecencia se mantiene para el jueves pese a que su abogado defensor, Luis Rodríguez Ramos, solicitó un aplazamiento por tener otra cita judicial comprometida en la misma fecha.

Las citaciones por parte del Tribunal Supremo se produjeron sin necesidad de tramitar los suplicatorios a las Cámaras, dado que tanto Bárcenas como Merino habían solicitado por escrito declarar voluntariamente ante el alto tribunal.

Aportó pruebas documentales

Según fuentes de su partido, Bárcenas tiene claro que él no es el 'L.B' que aparece en el sumario y así se lo ha transmitido hoy al juez instructor del Supremo.

Hace una semana, ya avanzó en una entrevista al diario ABC que se defenderá de la acusación de delito fiscal aportando pruebas documentales y documentación suficiente para justificar sus inversiones patrimoniales. También confesó que si resultase imputado formalmente o el Supremo pidiera el suplicatorio renunciaría transitoriamente a su puesto en el partido.

Los abogados de Luis Bárcenas habían pedido en dos ocasiones al Tribunal Supremo que le llamasen a declarar argumentando una "situación de indefensión" y la "repercusión mediática" de las presuntas actuaciones irregulares que se le atribuyen en relación con el 'caso Gürtel'.

Una reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal llevada a cabo en 2002, en tiempo de la mayoría absoluta del PP, abrió la puerta a que los parlamentarios que están siendo investigador por el Tribunal Supremo puedan participar en las diligencias sin necesidad de tramitar un suplicatorio ante la Cámara correspondiente.

El pasado 25 de junio el Tribunal Supremo admitió la investigación de los aforados en la presunta trama corrupta ligada al empresario Francisco Correa y dejó el resto de la investigación al Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Respecto de Bárcenas, el Supremo afirmaba en su auto que las anotaciones existentes en los documentos intervenidos en el registro del piso perteneciente a la red de Correa y las que resultan de la contabilidad intervenida "son indiciariamente expresivas de la recepción de cantidades económicas, también del abono de un viaje turístico" del aforado, al que, destaca, "se identifica con su nombre, con las iniciales de su nombre y apellido, con su apellido o con la expresión Luis 'el cabrón' empleada en la causa.