Informe Ernst&Young

El 41% de los ejecutivos cree que ha empeorado el acceso al crédito

El 41% de los ejecutivos de todo el mundo cree que en los últimos seis meses han empeorado las condiciones de acceso al crédito y que, aunque lo peor ha pasado, aún existen muchas compañías que se limitan a sobrevivir, según un estudio de la consultora Ernst&Young.

El estudio "Oportunidades en la Adversidad II" se ha realizado mediante entrevistas a 570 ejecutivos de multinacionales de todo el mundo, la mitad de las cuales declara ingresos superiores a los 1.000 millones de dólares (algo más de 700 millones de euros).

La encuesta concluye que, pese a las medidas de apoyo acordadas por los gobiernos y bancos centrales de todo el mundo para mejorar las fuentes de financiación, sólo un 18 por ciento de los encuestados cree que la situación ha mejorado desde enero.

El 56 por ciento de los ejecutivos señala que ha tenido que modificar los procesos de gestión de riesgos de forma permanente y más de dos tercios reconoce su sorpresa por la rapidez y profundidad de la crisis, según explica John Murphy, vicepresidente Global de Mercados de Ernst&Young.

En los últimos seis meses, añade el estudio, se ha agudizado la competencia de precios, han aumentado las quiebras e incluso algunas empresas han abandonado sus respectivos segmentos de negocio.

El panorama descrito por Ernst& Young es "sombrío", puesto que el 56% de los entrevistados declara haber experimentado recortes en los beneficios y en la rentabilidad, aunque el 18 por ciento asegura que ha mejorado la confianza de los inversores.

La percepción de los directivos, no obstante, ha mejorado algo desde enero, ya que entonces el porcentaje que aseguraba limitarse a "sobrevivir" era del 74%, que en junio ha descendido hasta el 65%.

En cuanto a la respuesta de las empresas a la crisis, el 86% ha puesto en marcha programas de reducción de costes, el 52% ha acometido procesos de reestructuración y el 40% ha adoptado planes de reducción de plantilla.

Las estrategias varían según se trate de planes a corto o largo plazo, ya que en el primer caso los encuestados prefieren mejorar la rentabilidad, la estrategia de precios y la relación con los clientes.

A largo plazo, en cambio, las opciones son preferentemente la expansión geográfica, las alianzas estratégicas y la desinversión.

En cuanto a las perspectivas para los próximos meses, el 25% asegura que lo peor ha pasado ya, pero el 42% sólo admite que habrá "algunos signos de vida en la economía global" a partir de finales de este año, y un 21 por ciento de pesimistas cree que la recuperación no se materializará hasta finales de 2010.

Por sectores, telecomunicaciones y energía son los más prometedores, mientras que gestión de activos, inmobiliaria y construcción vivirán una recuperación más lenta.