Laboral

Jaguar-Land Rover recortará 300 empleos en su planta británica de Halewood

El fabricante británico de automóviles de lujo y todoterrenos Jaguar-Land Rover, perteneciente al grupo indio Tata, recortará 300 empleos en su planta de Halewood, al Norte de Inglaterra, y parará durante tres semanas la producción de estas instalaciones, que cuentan con una plantilla de unos 2.000 empleados y que producen también el Land Rover Freelander.

"Nuestra industria se ha visto afectada de forma especialmente negativa por la recesión, y el sector ''premium'', más que otros", apuntó el consejero delegado de Jaguar-Land Rover, David Smith, quien apuntó que las ventas de las dos marcas británicas de Tata han caído un 28% en los diez últimos meses.

Un portavoz de la empresa señaló que la compañía sigue manteniendo negociaciones con el Gobierno británico sobre las garantías para la concesión de un crédito por importe de 340 millones de euros por parte del Banco Europeo de Inversiones (BEI), aprobado a principios de este año. "Esperamos una resolución satisfactoria", añadió.

Tata Motors apuntó el pasado mes que Jaguar-Land Rover acumulaba unas pérdidas de 306 millones de libras (unos 357 millones de euros al cambio actual) entre mayo de 2008 y el pasado mes de marzo, cuando advirtió de un posible ajuste de empleo.