Intervención

Granado aboga por nuevas bonificaciones que flexibilicen el mercado laboral

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, ha defendido hoy la necesidad de buscar un nuevo sistema de bonificaciones a los empresarios que permita flexibilizar el mercado de trabajo y resolver problemas como el absentismo, la estacionalidad y la baja contratación a tiempo parcial. Por otro lado, calcula que la Seguridad Social cerrará 2009 con unas nueve décimas de punto menos de superávit en sus cuentas que a finales de 2008.

El secretario de Estado para la Seguridad Social Octavio Granado
El secretario de Estado para la Seguridad Social Octavio Granado

"Podemos hacer muchas reformas en el sistema de protección que añadan flexibilidad real al mercado de trabajo", ha subrayado Granado, en la inauguración del curso "El impacto de la crisis en la protección social" de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Para el secretario de Estado de la Seguridad Social, hay que partir de que las prestaciones deben seguir siendo proporcionales a las bases de cotización, porque esa es la "gran conquista y la gran fortaleza", del sistema español, y no una debilidad, como sostienen algunos.

A su juicio, es un "disparate descomunal" la tesis de que, en un momento de crisis como éste, es necesario bajar las cotizaciones y, a cambio, subir el IVA porque precisamente el gran logro del Pacto de Toledo ha sido hacer ver que si se quería una pensión mejor, había que cotizar más.

Además, la subida del IVA tendría consecuencias "muy negativas" para sectores con un gran peso económico como el turismo.

Desde su punto de vista, también es "un disparate" bonificar la conversión de contratos temporales en indefinidos para trabajadores que cobran el salario mínimo, porque en cuanto esos empleados encuentran algo mejor van a romper su relación laboral que, por esa razón, nunca va a dejar de ser temporal.

Caída del superávit de la Seguridad Social

Por otro lado, ha apuntado que si el ejercicio de 2008 se cerró con un superávit del 1,3% del Producto Interior Bruto (14.428 millones de euros), el de 2009 concluirá con "tres, cuatro o cinco décimas" de superávit.

El secretario de Estado ha defendido que la Seguridad Social es la única institución pública que no tiene déficit y por eso "llama la atención", pero, a su modo de ver, la preocupación ahora de los medios de comunicación no tendría que ser cuándo va a entrar en déficit el sistema, sino que este año va a bajar nueve décimas de punto el superávit.

El secretario de Estado de la Seguridad Social ha subrayado además que la mejora de las bases mínimas de cotización ha hecho que España tenga ahora un sistema más equitativo en aportaciones y prestaciones que el que había en 2004.

Eso va a permitir, ha señalado, trabajar "con holgura" en el futuro, de forma que "lo razonable" es que haya también superávit en 2010, e incluso en 2015 ó 2020.

Superar las diferencias en el diálogo social

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, confía en que los agentes sociales "sobrepasarán" las diferencias que vienen manteniendo durante las reuniones del diálogo social en un plazo de tiempo "razonable".

Para Granado, ya ha pasado la "marejada", si bien precisó que él considera que en realidad ha habido "más ruido que nueces" cuando se daban los "indicadores" sobre un posible desencuentro entre empresarios y trabajadores.

La última reunión tuvo un "buen clima de trabajo", y ahora, defendió, Gobierno, sindicatos y patronal están "trabajando seriamente" para lograr un acuerdo, con el que se pretende, de un lado, que los trabajadores "no sean más paganos de la crisis", y por otro, que las empresas tengan mecanismos para mejorar su actividad y que "aceleren su salida de la crisis".

El secretario de Estado de la Seguridad Social eludió detallar los "temas de discusión" que se tratan en las mesas. "Vamos a ser capaces de sobrepasar las diferencia en un plazo de tiempo razonable", se limitó a decir.