Las ayudas para alimentos centran las conversaciones del G-8

Las naciones ricas podrían destinar 15.000 millones de dólares a los países más pobres

África cobra protagonismo el viernes en la cumbre del G8 donde los países ricos están dispuestos a asegurar que cumplirán sus promesas de ayuda y aprobarán un nuevo programa para la agricultura por 15.000 millones de dólares. Tras dos días de conversaciones centradas en la crisis económica, el comercio y el calentamiento mundial, el último día se dedica a contemplar los problemas a los que se enfrentan las naciones más pobres. El desarrollo de África se ha convertido en un asunto importante en la agenda del G-8. Los líderes de Argelia, Angola, Egipto, Libia, Nigeria, Senegal y Sudáfrica se unieron a sus colegas del G-8 el viernes para abordar el problema de la seguridad alimentaria y la agricultura, y para presionar en su demanda de compensaciones para los estragos causados por el cambio climático.