Cumbre del G-8

Obama advierte contra la relajación de los esfuerzos frente a la crisis económica

El presidente de EE UU, Barack Obama, ha advertido contra la posible relajación en la aplicación de medidas de estímulo económico al asegurar que la recuperación aún está lejos.

En una rueda de prensa en L'Aquila, tras la clausura de la cumbre del Grupo de los Ocho (G8), el presidente estadounidense ha indicado: "Hemos estado de acuerdo en decir que la recuperación está aún lejana".

"Sería prematuro comenzar a rebajar nuestros planes de estímulo y debemos mantener nuestros esfuerzos con respecto a estos planes para garantizar las bases de una recuperación firme y estable", ha sostenido el presidente estadounidense, quien tras la rueda de prensa acudía al Vaticano para una audiencia con el Papa Benedicto XVI.

En un comunicado, tras la primera sesión de la cumbre, los Ocho indicaron que la "incertidumbre" continuaba en torno a la situación económica y "sigue habiendo riesgos importantes que pesan sobre la estabilidad económica y financiera". No obstante, matizaban que hay "señales de estabilización, en especial una subida de los mercados bursátiles".