Innovación

Las empresas recibirán un 25% de anticipo de la ayuda en sus proyectos de I+D

La ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, ha anunciado hoy que las empresas podrán recibir por cada proyecto de I+D+i presentado un anticipo del 25% de la ayuda, hasta un máximo de 300.000 euros, y ha señalado que su Departamento prepara una estrategia nacional de innovación.

Se trata, en palabras de la ministra, de "otra medida anticrisis" que podrá aplicarse a todas las empresas, con independencia de su tamaño, cuyos proyectos sean aprobados a partir de este mes por el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI).

Este nuevo régimen convivirá con la posibilidad, como hasta ahora, de prefinanciar el 75% de un proyecto CDTI a través de las entidades financieras, a un tipo de interés para la empresa de Euríbor menos 1%, según el Ministerio.

La ministra, quien ha presidido la presentación del informe Asebio (Asociación Española de Bioempresas) 2008, ha explicado que, precisamente, este anuncio tiene su origen en una propuesta de esta asociación, y que se une a otras ya en marcha.

En este sentido, ha recordado que se han concentrado todas las ayudas empresariales a la I+D del Ministerio -más de 1.200 millones de euros en 2009- en la ventanilla única del CDTI.

En relación a la estrategia nacional de innovación, Garmendia ha explicado que se contará con la participación de todos los agentes y administraciones.

Esta girará alrededor de cuatro ejes prioritarios, según ha puntualizado Garmendia.

El primero, la modernización, adaptación y creación de un entorno financiero proclive a la innovación empresarial porque "la falta de acceso" a financiación privada para la innovación "es uno de los déficits endémicos de nuestro sistema".

El segundo de estos ejes es el impulso de "los mercados líderes sostenibles" mediante regulación y compra pública de tecnología, en ámbitos como la economía verde y la economía social.

El tercer punto es la difusión de la innovación a todo el tejido productivo, mientras que el cuarto, "el más importante", es sobre "el que ha de pivotar el cambio de modelo productivo: las personas".

"Un cambio de modelo es, por encima de todo, un cambio cultural", según Garmendia.

Además, la ministra ha dicho que en euros constantes, la inversión anual de las administraciones ha pasado de 2.481,8 millones de euros en 1999 a 6.232,6 millones en 2009.

El índice Asebio se mantiene por cuarto año consecutivo en valores positivos, si bien en 2008 los niveles son "ligeramente inferiores" a los mostrados en 2007, según datos de la asociación.

En concreto, durante el ejercicio económico 2008 se ha visto reducido el número de operaciones de inversión realizadas por el sector biotecnológico y el volumen de las mismas con respecto a otros años.

El volumen de exportaciones que realizaron en 2008 las empresas asociadas aumentó un 52% y se comercializaron productos biotecnológicos de origen español en más de 40 países.

La cooperación con clientes, proveedores y entorno académico y el nivel formativo de los trabajadores destacan entre las fortalezas mejor valoradas en este informe por un sector que, no obstante, muestra su preocupación ante la actual coyuntura económica.

El informe incluye datos del Instituto Nacional de Estadística que revelan que el gasto empresarial en este sector ascendió a 540 millones de euros en 2007 (un 17,8% más que en 2006).

El número de empresas que realizaron actividades relacionadas con la biotecnología fue de 764, y entre las áreas de aplicación destacaron la salud humana y alimentación.