Encuentro financiero

Blesa dice que las fusiones de entidades pueden derivar en "pérdidas de empleo"

El presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, aseguró hoy que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) permitirá reducir el tamaño del sistema financiero en aras de una mayor eficiencia, pero reclamó que las fusiones se realicen teniendo en cuenta sus repercusiones en el empleo. "Ojo con los matrimonios y las dotes" porque la redundancia de oficinas puede derivar en " pérdidas de empleo", aseveró.

El presidente de Caja Madrid, que clausuró las jornadas financieras organizadas por la caja y el diario 'El País', también se expresó en contra de la creación de "bancos regionales", de entidades circunscritas exclusivamente a una región o comunidad autónoma, solución que calificó de "disparate".

"En España se nos avecinan tiempos de cambio", vaticinó Blesa, quien además advirtió de que la normalidad del sistema financiero español puede verse comprometida por el deterioro de la solvencia de las entidades a causa de la creciente morosidad, por lo que defendió los mecanismos del fondo de reestructuración para fortalecer el capital de entidades viables.

El FROB no es un regalo de dinero a los bancos

Sobre el fondo, que podría recibir esta tarde la 'luz verde' del Congreso de los Diputados, Blesa destacó que no es un regalo de dinero a las entidades, porque ese dinero hay que devolverlo" y es posible que la reestructuración financiera "no cueste ni un euro a los contribuyentes".

El FROB "está para sanear el sistema financiero y no indiscriminadamente, para salvar al salvable y darle fortaleza al débil", dijo Blesa, partidario de "un sistema de sanatorios y no de tanatorios". Así, aunque el sistema español está sufriendo la mayor crisis de los últimos cien años, no padece "ni sombra" de lo que sufre el resto del mundo, estimó.

Por otro lado, Blesa incidió en la necesidad de llevar a cabo reformas estructurales, porque "si no cambiamos las cosas nos podemos encontrar con no alcanzar un buen ritmo de crecimiento". Aunque no es fácil cambiar el modelo productivo y acometer mejoras, dijo, "si no lo hacemos lo vamos a pasar muy mal".