Operadoras

La CMT prevé que Telefónica y Orange pierdan cuota en móvil y Vodafone la gane

No es un analista quien lo dice, ni un consultor. Es la CMT, el regulador de las telecomunicaciones, que vaticina que Vodafone saldrá victoriosa de la competencia en el mercado de móviles y ganará cuota a sus rivales hasta 2012. Telefónica la perderá y Orange caerá por debajo del 20%.

Entre los cometidos de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) no figura el de hacer previsiones sobre el comportamiento de compañías particulares, ni determinar qué estrategia comercial conseguirá el respaldo de los clientes. Sin embargo, a veces no le queda más remedio que disponer de estos datos para decidir sobre materias en las que sí es competente. Si para eso tiene que comportarse como un analista o consultor más, lo hace, por mucho que los resultados de esa actividad puedan levantar ampollas en el sector.

Así ha sucedido con la propuesta de la CMT de rebaja de los precios mayoristas de terminación que se cobran las operadoras de móvil entre sí. El regulador tenía que determinar una bajada escalonada a varios años vista y vigilar que las tarifas impuestas estuvieran orientadas a costes. Para conseguirlo, ha tenido que realizar una proyección de cómo van a evolucionar las cuotas de mercado de las operadoras de telefonía celular hasta 2012. Y, como se trata de una propuesta sobre la que el sector tiene ahora que opinar, ha hecho públicos estos datos.

A Vodafone no ha debido importarle demasiado; tampoco a Yoigo, porque ambas salen favorecidas en la foto. Pero Telefónica y Orange están en situación distinta.

TELEFÓNICA 3,50 0,66%

Y es que el regulador cree que estas dos últimas compañías van a resultar perdedoras en la guerra comercial que se ha desatado en el sector entre las grandes operadoras históricas y también con los nuevos entrantes.

La previsión para Telefónica es que cierre 2012 por debajo del 44% de cuota de mercado, lo que implica una pérdida cercana a los dos puntos y medio sobre lo que tiene en estos momentos, según recoge el informe.

La caída es la más grande que prevé el regulador, pero también porque Telefónica parte desde la posición más alta. Más llamativa es la proyección para Orange, que cedería más de punto y medio si los cálculos de la CMT resultaran correctos y se quedaría por debajo del 20% de la cuota de mercado.

Los comportamientos de Telefónica y Orange podrían llevar a la conclusión de que el regulador ha previsto que todas las grandes operadoras pierdan representatividad por la entrada de las nuevas, con Yoigo y los principales móviles virtuales al frente. Pero no es así. La CMT da a Vodafone más cuota al final de su proyección que ahora. Es cierto que la subida no es fulgurante, pero supera el medio punto, con la idea de que termine 2012 por encima del 32% de cuota.

Como no podía ser de otra forma, la CMT prevé las mejores evoluciones para los nuevos entrantes. Yoigo recogerá la mayor parte de la cuota que pierdan Telefónica y Orange y llegará a 2012 con cerca del 4,5% del mercado, dos puntos y medio más que ahora.

Pero que las previsiones del regulador sean al alza no implica que cumplan las expectativas de la cuarta operadora de móvil. Cuando Yoigo salió al mercado, en diciembre de 2006, dejó claro que su intención era llegar al 10% de la cuota en 2015. Con las cifras de la CMT, ese logro estaría lejos.

El regulador tampoco espera grandes avances en los móviles virtuales. La previsión para Euskaltel es que se mantenga casi exactamente igual, con una ligera subida del resto de los virtuales hasta el 2% de cuota.

En sus proyecciones, la CMT ha sido ayudada por la consultora Isdefe, contratada para definir metodologías y apoyar los análisis del regulador. De ahí que las previsiones tengan como base los mismos parámetros que cualquier estudio privado, con un examen de las cuotas históricas y una proyección de los comportamientos.

Hacia los 60 millones de clientes en telefonía inalámbrica

Igual que la CMT ha tenido que hacer una previsión del comportamiento de los operadores, también la ha hecho sobre el mercado en general. Y su conclusión es la telefonía móvil seguirá creciendo.

España superará en 2012 los 59 millones de usuario, según las previsiones, lo que supondrá una penetración del 125,6% sobre la población. Para este último dato, la comisión ha tirado de las estimaciones del INE.

Estas cifras implican un crecimiento de 5,8 millones de líneas celulares desde la cifra real de clientes en abril. Es posible que buena parte de este incremento se deba al uso de la telefonía móvil para conectar máquinas, más que a un alza del número de usuarios.