Seísmo

El centro de Italia sufre un nuevo terremoto pero no se registran daños

La región italiana de Los Abruzos, epicentro del seísmo que azotó el centro de Italia el pasado 6 de abril y que dejó casi 300 muertos, registró hoy un terremoto de 4,1 grados de magnitud en la escala de Richter, que ha sembrado el pánico entre la población. No se han registrado daños personales ni materiales.

La sacudida, cuyo epicentro se localizó a pocos kilómetros al norte de la capital de la región, L'Aquila, se produjo a las 13.03 hora local (11.03 GMT) a 8,8 kilómetros de profundidad, informó hoy el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología italiano (INGV).

La intensidad del temblor hizo que muchos vecinos de L'Aquila, una de las ciudades más afectadas por el seísmo del pasado 6 de abril, salieran a la calle atemorizados, según informan los medios de comunicación locales.

A cinco días de la reunión del G-8 en la región

Esta fuerte sacudida, la de mayor intensidad de las registradas en las últimas semanas, se produjo a sólo cinco días de que se celebre en L'Aquila la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del "Grupo de los Ocho" (G8), en la que participan 27 países y tendrá como sede la Escuela de la Guardia de Finanzas (policía fiscal) de esa ciudad.

La cumbre, a la que acudirán entre otros los presidentes de EEUU, Barack Obama, y de Francia, Nicolas Sarkozy, así como el jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, se iba a celebrar en un principio en la isla de La Magdalena, próxima a Cerdeña, pero fue trasladada a L'Aquila por deseo del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi,

El terremoto de las 13.03 horas se registró después de que tres temblores de tierra sacudieran L'Aquila la pasada noche, el más fuerte de 3,4 grados de magnitud en la escala de Richter.

Esas tres réplicas se registraron a las 02.30 horas (00.30 GMT), a las 03.14 (01.14 GMT) y cuatro minutos después la tercera. La primera fue de una magnitud de 2,3 grados de la escala Richter, la segunda de 3,4 grados y la tercera de 2,7 grados.

Tras el terremoto del 6 de abril, de 5,8 grados de la escala Richter, que destruyó parte de la ciudad de L'Aquila y causó 299 muertos y miles de desplazados, las réplicas no han cesado.