Crisis

China teme a una burbuja inmobiliaria

Las ventas y los precios de los bienes raíces en China empezaron a aumentar rápidamente en la última semana en lo que los expertos temen sea una nueva burbuja inmobiliaria, informó hoy la agencia de noticias Xinhua.

Un trabajador de la construcción en China
Un trabajador de la construcción en China

En la zona de negocios de Pekín, por ejemplo, la propiedad inmobiliaria se apreció un 6,5% sólo en una semana, según la agencia líder del sector en China, Homelink. "Los compradores se están comportando de forma irracional. La burbuja inmobiliaria ya se ha creado en Pekín", aseguró Pan Shiyi, presidente de uno de los mayores promotores del país, SOHO China.

El gremio está preocupado por el comportamiento de los inversores, después de que el gobierno implantara un paquete de rescate en noviembre para amortiguar la crisis, de medio billón de dólares, destinado en su mayor parte a infraestructuras, vivienda y servicios sociales.

"Estamos preocupados por la posibilidad de que se esté formando una nueva burbuja. Mientras la gente perciba exceso de liquidez y un aumento de los precios, la posibilidad de una burbuja es bastante grande", señaló Gu Yunchang, secretario general de la Asociación Inmobiliaria de China.

El lunes, por ejemplo, una parcela en Pekín que tuvo que retirarse de la venta hace quince meses por falta de compradores, fue subastada a un precio récord de 585 millones de dólares (418 millones de euros) después de una fuerte puja entre promotores chinos y hongkoneses.

La burbuja se está formando en todas las ciudades del país. "Antes hablábamos de incrementos de precios mensuales, pero ahora se está produciendo a un ritmo diario", explicó Homelink.

En la metrópolis de Shanghai, en junio se vendieron 10 unidades de un complejo de apartamentos de lujo, a un precio de 14.000 dólares por metro cuadrado, inusual en un proyecto que salió a la venta en 2005 y del que sólo se habían vendido cuatro apartamentos.

En Cantón, en el sureste, el precio de la vivienda subió en mayo hasta 1.600 dólares por metro cuadrado, cercano a su histórico récord de octubre de 2007, de 1.700 dólares, según datos oficiales.