Consejo de Ministros

De la Vega destaca la "gran labor" de Saiz al frente del CNI

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, elogió el viernes el trabajo realizado por Alberto Saiz al frente del Centro Nacional de Inteligencia, tras su dimisión el jueves en medio de acusaciones de utilización de los servicios de inteligencia del país en su propio beneficio.

El Consejo de Ministros aprobó el nombramiento del general Félix Sanz Roldán como nuevo jefe del espionaje español, tras aceptar la renuncia de Saiz.

"Alberto Saiz ha realizado una gran labor a lo largo de los últimos cinco años en el ejercicio de las funciones del CNI y por tanto en defensa de la seguridad y los intereses de España", declaró de la Vega.

"A partir de ahora, el CNI estará dirigido por Félix Sanz Roldán, un profesional con una trayectoria impecable que todos ustedes conocen", agregó la vicepresidenta, deseando suerte a ambos en sus respectivas carreras y alabando la eficacia y lealtad del nuevo responsable del CNI.

De la Vega calificó la salida de Saiz de "responsable" y "una decisión personal" que el Gobierno ha aceptado y rechazó las acusaciones de que se aprovechó un viaje de la ministra de Defensa, Carme Chacón, al extranjero para realizar el anuncio. "El hecho de que la ministra de Defensa estuviese fuera de España no significa que no tuviera conocimiento", manifestó.

La vicepresidenta reiteró que "no era bueno, razonable ni sensato" que los servicios de inteligencia españoles fueran cuestionados un día sí y otro no y por eso se había producido la dimisión en este momento, pese a que apenas han pasado unos meses desde que fuera ratificado en el cargo para un nuevo mandato.

El nombramiento de Sanz Roldán, considerado próximo al presidente José Luis Rodríguez Zapatero, supone la vuelta de un alto mando militar a la cúpula de la inteligencia española, dirigida en los últimos once años por un civil.