Fraude

España investiga a un financiero de la City por evasión fiscal

Un financiero de la City de Londres que compró una finca del empresario Richard Branson en Mallorca está siendo investigado por la justicia española por supuesta evasión de impuestos, informa el vespertino londinense Evening Standard.

El financiero, Christian Hore, de 48 años, está viviendo "una pesadilla" tras haberse visto acusado de fraude, blanqueo de dinero y últimamente evasión de impuestos, declaró al periódico su abogado español, Andrés Jiménez.

"El señor Hore es muy rico, pero ser muy rico no es delito y ha pagado religiosamente sus impuestos en el Reino Unido. Paga mucho en concepto de impuestos porque también gana mucho dinero", dijo el periódico, según el cual ninguna de las acusaciones formuladas contra su cliente se sostiene.

Hore dimitió del patronato de una ONG a favor de los niños llamada "Shine", el pasado junio, poco después de que las autoridades españolas lanzaran su investigación aunque su dimisión no tuvo nada que ver con las pesquisas, según el periódico.

El financiero es además ejecutivo de Tudor Capital Europe, uno de los más exitosos y agresivos fondos de alto riesgo.

Según el periódico, las autoridades españolas acusan a Hore y a su esposa, Marta, de origen colombiano, de haber evadido el equivalente de 23 millones de libras (27 millones de euros) de impuestos a raíz de unas complicadas negociaciones para la compra de la finca Son Bunyola de Branson en Mallorca.

Hore pagó en 2002 por la finca 11.5 millones de libras (13.6 millones de euros) al cambio actual a Branson, el fundador del imperio "Virgin".

El matrimonio Hore no ha sido detenido y puede viajar libremente, pero, según afirma el periódico, ha tenido que dejar activos por valor de más de 80 millones de libras (94.5 millones de euros) como garantía frente a eventuales multas..

Para que gestionase la compra de la finca de Branson, Christian Hore contrató al bufete Feliu, del abogado Alejandro Feliu, de Palma de Mallorca, que, según el vespertino londinense, fue ya investigado en el 2005.

El bufete cerró a raíz de aquella investigación judicial sin que se acusase formalmente a nadie, señala el periódico.

Pero las autoridades españolas comenzaron a sospechar de una transferencia de más de 30 millones de libras (35.5 millones de euros) a una cuenta en Mallorca a nombre de la esposa del financiero.

"Suponían que el dinero venía del narcotráfico. Esa falsa sospecha estaba enteramente basada en el hecho de que (la señora Hore) es de origen colombiano", afirma el abogado de la pareja.

El matrimonio compareció ya en el 2007 ante un tribunal de Palma pero sus abogados demostraron que los 30 millones procedían de la venta de acciones del grupo Tudor y desecharon las acusaciones de blanqueo.

Pero entonces decidieron acusar a los Hore de evadir 23 millones de libras (algo más de 27 millones de euros) en impuestos al señalar que Marta Hore tenía que pagar en España tanto el impuesto sobre la renta como el que gravaba el patrimonio.

La pareja tiene, sin embargo, una carta del fisco británico que indica que la señora Hore es residente en el Reino Unido para efectos fiscales, algo que las autoridades españolas no han aceptado, dice el periódico.