Aerolíneas

Ryanair busca extender su dominio en El Prat

La aerolínea califica de "interesante" la ruta Barcelona-Madrid.

Al gigante europeo Ryanair todavía le queda desplegar todo su potencial en El Prat. La aerolínea, dueña absoluta del tráfico en los aeródromos catalanes de Reus y Gerona, cuenta en el mercado español con una asignatura pendiente, la toma de una posición preferente en Barcelona. Fuentes cercanas a Ryanair reconocieron ayer su interés por operar en El Prat, en un momento en el que se está llevando a cabo una reconfiguración de espacios en el aeropuerto con la inauguración de la nueva T-1. Las nuevas instalaciones de El Prat están reservadas sólo a las compañías asociadas a alguna de las tres alianzas que se reparten el tráfico aéreo: Oneworld, Star Alliance y Skyteam.

La mudanza progresiva de aerolíneas de la antigua terminal T-2 a la T-1 favorece la entrada de Ryanair en el aeropuerto de Barcelona. La terminal 2 concentrará líneas aéreas de bajo coste, con Easyjet a la cabeza, y también a aquellas no adheridas a ninguna a agrupación de aerolíneas. Fuentes oficiales del aeropuerto de Barcelona señalaron que la aerolínea todavía no ha solicitado slots para operar.

Por su parte, desde Ryanair explicaron que la ruta de mayor tráfico del mundo, la del corredor Madrid-Barcelona, interesa a la aerolínea. Las mismas fuentes señalaron que ya existe un enlace operado por Ryanair entre un aeropuerto catalán (Gerona) y Barajas, "que funciona muy bien". No obstante, desde la compañía no quisieron hacer comentarios sobre un posible desembarco inmediato en el mayor aeropuerto catalán. Tampoco quisieron pronunciarse sobre su política de precios futura, aunque Ryanair se caracteriza por ofertar todos sus destinos con tarifas por debajo de las que ofrecen sus competidores.

La posibilidad de volar desde Barcelona planea desde hace tiempo por la mente de Ryanair, que busca una rebaja de tasas aeroportuarias por parte de AENA para poder operar en los grandes aeropuertos españoles. Otro de los grandes low cost europeos, Easyjet, no tiene planes para operar entre la capital catalana y Madrid, aunque cree que una entrada de Ryanair en esta ruta "beneficiaría al consumidor por la bajada de precios que implicaría", señalan desde las compañía.

La conexión aérea entre Barcelona y Madrid es operada actualmente por Iberia, Spanair, Vueling y Air Europa. A la oferta por aire se le debe sumar la del AVE, que ha logrado en poco más de un año de operaciones captar parte de ese tráfico que era fiel al avión.

Las aerolíneas son reacias a hablar de tarifas medidas por trayecto. El puente aéreo de Iberia, es decir los vuelos sin reservas, tienen un coste de 200 euros por trayecto. La aerolínea de bandera señala, no obstante, que es posible viajar desde 35 euros tasas incluidas por sentido con reserva previa. Las tarifas más asequibles las ofrece por el momento Vueling, que opera 12 frecuencias por sentido. Esta aerolínea asegura que es factible realizar un vuelo a partir de 29 euros por trayecto, tasas incluidas. Spanair cree que la ida y vuelta entre ambas ciudades puede salir por 168 euros, mientras que Air Europa que cuenta con cinco enlaces de ida y otros cinco de vuelta, señala que un trayecto sale a partir de ocho euros. El recorrido entre Barcelona y Madrid en un tren AVE puede hacerse desde 43 euros por viaje mediante la tarifa web que aparece en la página de Renfe.

El modo más económico para moverse entre Madrid y Barcelona, cogiendo de referencia una reserva a través de la web para el 30 de junio, lo ofrece Vueling. Un viaje completo con esta aerolínea en turista supondría 103 euros. Por su parte, Iberia ofrecería el mismo recorrido desde un mínimo de 234,88 euros. La tarifa más accesible para el AVE ese día sería de 155 euros. La llegada de Ryanair supondría un desequilibrio en la estructura de tarifas, en la que es poco probable un viaje completo por menos de 100 euros.

Una zona común para la ruta

El aeropuerto de El Prat ha habilitado una zona específica en la nueva terminal 1, denominada Corredor Barcelona Madrid, que concentrará todas las operaciones de las distintas aerolíneas que hoy cubren la ruta entre ambas ciudades. El espacio, en un extremo del edificio, cobrará vida cuando se trasladen hasta la T-1 las operaciones de Iberia y sus asociadas en One World. Su llegada está prevista para cuando finalice la temporada de verano. Air Europa, por su parte, y Skyteam llegarán a la T1 en una fecha todavía por determinar antes de que acabe 2009.