Petróleo

Un dólar fuerte presiona al Brent a los 67 dólares por barril

El petróleo caía casi un 4% por debajo de los 67 dólares, presionado por un dólar más fuerte y arrastrado por el descenso de las bolsas europeas y a su vez esta caída esta limitada por los ataques en el exportador africano Nigeria.

El principal grupo miliciano de Nigeria dijo el domingo que había atacado tras instalaciones petroleras de Royal Dutch Shel en el Delta del Níger, extendiendo una ofensiva contra la mayor industria petrolera de Africa. "Tenemos la debilidad en los mercados bursátiles y el dólar está comenzado a fortalecerse", dijo Rob Montefusco, operador de Sucden Financial. "También técnicamente, todo se derrumbó el viernes", agregó.

El crudo liviano estadounidense para entrega en julio, que expira el lunes, cae 2,66 dólares por barril, a 66,89 dólares. El contrato tocó un mínimo intradía de 66,82 dólares. El crudo Brent de Londres perdía 2,50 dólares, a 66,69 dólares el barril.

Las acciones europeas perdían terreno y el dólar subía frente a una canasta de otras importantes divisas. Un dólar más fuerte puede limitar el atractivo del petróleo y de las materias primas para los inversores.

También daba soporte al mercado un dato que mostró que la demanda implícita de China por petróleo subió un 6 por ciento en mayo respecto del año anterior, su crecimiento más rápido desde agosto del 2008. China es el segundo mayor consumidor mundial de crudo.

En Oriente Medio, el líder de la oposición iraní, Mirhossein Mousavi, instó a sus partidarios a continuar las protestas por la reelección del presidente Mahmoud Ahmadinejad, en un directo desafío al Gobierno de la República Islámica.

Algunos analistas dicen que hasta el momento la crisis política en Irán, un importante exportador de petróleo, tiene un efecto limitado sobre los mercados debido a los altos niveles de capacidad de producción ociosa e inventarios. Otros creen que está ofreciendo soporte.

"El empeoramiento en la situación iraní debiera prevenir una liquidación más fuerte", comentó Edward Meir, analista de MF Global.