Mercados

La hora bruja rescata las Bolsas

El Ibex consigue rebotar un 2,1% el viernes tras haber tocado un mínimo semanal en los 9.283 puntos.

El vencimiento de opciones y futuros sobre índices y acciones en todas las Bolsas del planeta -un fenómeno, conocido como la cuádruple hora bruja, que tiene lugar el tercer viernes de los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre- fue determinante ayer. El Ibex se disparó un 2,1%, hasta los 9.580,90 puntos, y rebajó las pérdidas en los últimos cinco días hasta el 1,37%. Con todo, es la primera semana que cierra con números rojos, aunque moderadas, después de cuatro consecutivas de subidas.

"El vencimiento de derivados ha determinado la jornada. Habrá que esperar para poder sacar conclusiones sobre el porvenir de la renta variable", explica Juan José Fernández-Figares, de Link Securities. El volumen negociado, de 7.096,5 millones de euros, fue llamativo, al suponer un incremento del 154% frente a la media de junio. Sin embargo, las operaciones en bloques sobre Telefónica (1.615,7 millones de euros), Santander (745,5) y BBVA (600,4) explican en gran medida el aumento.

Lo ocurrido en la semana confirma la indecisión de los inversores. Comenzó con claras intenciones de corregir una parte de la subida del 40,5% que vive el selectivo desde los mínimos del 9 de marzo y, de hecho, el miércoles cerró a 9.283,2 puntos. Pero las dos últimas jornadas neutralizaron en gran medida las pérdidas. "La incertidumbre, profundizada por los bajos volúmenes, también ayuda a la especulación", señala José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España.

Los expertos señalan que el riesgo bajista se mantiene en la renta variable

Más volatilidad

El resultado ha sido un notable aumento de la volatilidad, como revela el índice Vix, que mide la del índice Standard & Poor's 500. En la semana, llegó a situarse por encima del 32%, desde niveles en el entorno del 28%, si bien el viernes volvió a moderarse. El VDax de Alemania llegó a repuntar cerca de cinco puntos porcentuales, hasta alcanzar el 30,7%.

En Estados Unidos, los buenos datos económicos, como el índice de la Fed de Filadelfia y el índice de indicadores, que batieron las expectativas, se combinaron con otros de perfil más negativo. Y es que el Índice Precios de Consumo (IPC) estadounidense cayó en mayo un 1,3% interanual, lo que supone su mayor descenso desde abril de 1950. Barack Obama ha puesto encima del tapete la mayor reforma financiera en Estados Unidos, al conceder más capacidad supervisora a la Reserva Federal. El mercado espera algún mensaje optimista o una sorpresa positiva en la reunión que el organismo monetario celebrará el próximo miércoles 24.

En la semana, al igual que en Europa, se impusieron con claridad los números rojos. El Dow Jones bajó un 2,95%; el Standard & Poor's 500, un 2,64%, y el Nasdaq un 1,69%. El viernes, sin embargo, se impuso la tendencia mixta, de manera que el Dow se dejó un 0,19%, pero el S&P 500 subió un 0,31 % y el Nasdaq, un 1,09%.

Análisis técnico

El Ibex, después de chocar reiteradamente contra los 9.724 puntos (el máximo de 2009 que marcó el 6 de enero), hizo saltar todas las alarmas entre los analistas técnicos al comienzo de la semana. El selectivo perdió la directriz alcista menor y, previamente, ya había dado claros síntomas de agotamiento cerca del entorno de los 9.800 puntos. Pese a la mejora de la situación gracias a las subidas del jueves y del viernes, el equipo de análisis de Noesis advierte que "sólo si superara el entorno de los 9740 puntos se eliminarían dichas señales, que anticipan un proceso correctivo bajista".

Sin embargo, el selectivo español se ha consolidado como el mejor del Viejo Continente en los últimos cinco días, pese a retroceder un 1,37%. El Euro Stoxx 50 bajó un 2,97%; el Footsie británico, un 2,16%; el Cac francés, un 3,15%; y el Dax alemán cedió un 4,53%.

Uno de los lastres que tiró a la baja del Ibex fue Iberdrola, que se dejó un 6,94% semanal, después de anunciar una ampliación de capital por 1.325 millones (véase página 22). También sufrieron fuertes retrocesos BME (-10,60%), Cintra (-9,28%) y Mapfre (-6,83%). Banco Santander, uno de los bancos que se salvaron del aluvión de rebajas de ratings propinados a 25 entidades por Moody's el pasado lunes, lideró la escalada del Ibex con un avance del 4,34%. Le siguieron Red Eléctrica (1,23%) y Enagás (0,69%).

Principios para regular las ventas a corto

Iosco, la asociación internacional de supervisores de valores, ha adoptado algunos principios generales que sus miembros aplicarán en sus propios mercados para las ventas a corto, ya que, según los críticos, amplificó los problemas de la crisis financiera global. Dichos principios se refieren a que las ventas a corto deberían pasar por unos controles con el objetivo de minimizar o reducir los riesgos; se tendrían que elaborar informes que se presentaran a los supervisores y deberían estar sujetos al cumplimiento del sistema financiero. En cualquier caso, la regulación podría dar el visto bueno a algunas operaciones para cierto tipo de transacciones.

Paralelamente, el vicepresidente de la Comisión Nacional del Mercados de Valores, Fernando Restoy, consideró el viernes que sería conveniente un sistema europeo de supervisión de las agencias de calificación y medición de riesgos, las conocidas como agencias de rating.

En cuanto a las ventas a corto señaló que, en "circunstancias normales", forman parte del funcionamiento de los mercados financieros e incluso contribuyen a estabilizarlos.