Finanzas

Santander se propone el ambicioso objetivo de mantener el beneficio

El grupo Santander se ha marcado el ambicioso objetivo de mantener en 2009 el mismo nivel de resultados que el ejercicio anterior. El presidente del banco, Emilio Botín, aseguró durante la junta general de accionistas que esperan "mantener el beneficio neto ordinario que el grupo obtuvo en 2008, esto es, 8.876 millones de euros". La sociedad también repetirá el dividendo repartido: 4.800 millones de euros, pero el accionista cobrará menos ya que el número de acciones ha aumentado considerablemente.

Santander se propone el ambicioso objetivo de mantener el beneficio
Santander se propone el ambicioso objetivo de mantener el beneficio

La tradición volvió a cumplirse. A pesar de la crisis y los diferentes escándalos que han afectado a Santander en los últimos meses, el presidente de la entidad volvió a aprovechar su intervención en la junta general de accionistas para dar un avance de los resultados del ejercicio. Eso sí, los tiempos han cambiado y lejos quedan los años en que se anunciaban números redondos. 3.000 millones para 2004; 4.000 millones en 2005; 7.000 millones en 2006; 8.000 millones en 2007 y 10.000 millones pronosticados, aunque no alcanzados, para el pasado ejercicio.

En esta ocasión, Emilio Botín explicó a sus accionistas que el consejo espera "mantener el beneficio neto ordinario que el grupo obtuvo en 2008, esto es, 8.876 millones de euros". Pese a no ser una cifra redonda, el presidente aseguró que este objetivo es "todavía más difícil que el anterior". El importe destinado al pago de dividendos también se mantendrá en los niveles del ejercicio previo: 4.812 millones de euros. Si bien la remuneración por título descenderá por las ampliaciones de capital acometidas. El 1 de agosto se pagará un primer pago a cuenta, de 0,13 euros por acción.

La base para alcanzar esa meta de 8.900 millones de ganancias está en la evolución del primer semestre. Santander obtuvo hasta marzo 2.100 millones. En cuanto al segundo trimestre, Botín explicó que se ha superado el beneficio logrado en los meses anteriores.

SANTANDER 3,99 -0,30%

El club de los brotes verdes

El banquero realizó un análisis de la situación macroeconómica global y, al hablar de España, aseguró que "algunos indicadores apuntan a una cierta mejora que todavía es frágil", uniéndose así al club de los brotes verdes que inauguró la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, hace un mes. Botín también se mostró convencido de que "muy probablemente hayamos visto ya lo peor de esta crisis financiera".

Para reforzar esta tesis recordó que ha habido una mejora sustancial de la liquidez en los mercados interbancarios, en la recapitalización de las entidades financieras y en la progresiva corrección a la baja de los diferenciales de riesgo en los principales productos.

En cuanto a la reestructuración del sistema financiero español, el presidente de uno de los mayores bancos del mundo apoyó "todo lo que comentó el jueves Miguel Martín, presidente de la AEB" y ha reclamado que el Banco de España tenga en todo este proceso "plena capacidad para actuar sin interferencias políticas". A continuación, remarcó que, "si en el futuro fuera necesario algún tipo de intervención, ésta se hiciera con sentido de anticipación, caso por caso y mediante el correspondiente plan de reestructuración de la entidad que lo necesite".

"Sovereign se convertirá en el Abbey de Estados Unidos"

El presidente del grupo Santander, Emilio Botín, subrayó en varias ocasiones durante la junta de accionistas la trascendencia que ha tomado para la entidad las filiales de Reino Unido y Brasil y llegó a decir que "Sovereign se convertirá en el Abbey de Estados Unidos", en referencia a la buena evolución que ha registrado la división británica del grupo. Tras incorporar el negocio de Alliance & Leicester (A&L) y de parte de Bradford & Bingley (B&B), la entidad ha doblado su cuota en oficinas y ya controla el 10% del total en Reino Unido.

En el caso de Sovereign, Santander compró en octubre de 2008 el 75% que aún no poseía del banco estadounidense.

Por su parte, la filial americana del Santander decidió ayer demaxndar al IRS, la hacienda federal, para recuperar 235,2 millones de dólares en impuestos y multas que se les requirió que pagaran. Sovereign considera que los pagos son "erróneos e ilegales".

Críticas de accionistas por el cierre del fondo inmobiliario

Uno de los temas que más atrajo el viernes las críticas de los accionistas fue la decisión de suspender por un plazo de dos años los reembolsos del fondo Santander Banif Inmobiliario, anunciada el pasado 16 de febrero. La mayoría de los accionistas que tomó la palabra echó en cara al presidente y al consejo del grupo la mala gestión de esa situación. Hasta 40.000 inversores se vieron afectados por la imposibilidad de retirar el dinero invertido el citado fondo. Los accionistas reprocharon al banco que no organice una reunión de damnificados. Emilio Botín defendió la actuación de la entidad en este caso, como "la mejor solución en relación con los intereses de los inversores y los accionistas".

Botín recalcó que la entidad siguió lo establecido por la normativa y por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV); y subrayó se ha dado el mismo tratamiento a todos los partícipes y que se ha pagado ya un 10% de las peticiones de reembolso.

La mora tocará techo en 2010 y bajará en 2011

El consejero delegado del grupo Santander, Alfredo Sáenz, prevé que la tasa de morosidad de la entidad financiera se situará alrededor del 3,5% en 2009, un punto porcentual menos que lo calculado hace seis meses. Durante su intervención, Sáenz aseguró que la entidad espera que la morosidad llegue a su punto "más alto" en 2010 y empiece a caer en 2011. "Tengo una visión más optimista ahora que hace seis meses", matizó.

Sáenz indicó que pese al deterioro general de la economía, la entidad ha seguido dando buenos resultados y auguró que saldrá de la recesión "en una posición mucho más fuerte que nuestros competidores".

Recordó que en 2008, el Banco Santander obtuvo un beneficio de 8.876 millones de euros, el 9% más que un año antes, y que en el primer trimestre de 2009 fueron de 2.096 millones, el 5% menos, debido a las dotaciones de provisiones.

Para Sáenz, las cifras alcanzadas entre enero y marzo, demuestran que "tenemos una velocidad de crucero" y le "hacen estar confiado" en su ambicioso objetivo para este año de conseguir un beneficio neto en línea con el de 2008. Sobre este asunto, puntualizó que los resultados alcanzados "nos mantienen entre los primeros bancos del mundo en beneficios". Santander anotó el viernes una subida en Bolsa del 4,99%.

Sinergias pendientes

El consejero delegado de Santander explicó que las compras realizadas generan más de 2.000 millones de euros de "beneficios incrementales entre 2008 y 2011". Sáenz recordó la sólida experiencia que atesora el grupo en cuanto a integraciones.