_
_
_
_
Europa

Irlanda acepta el plan de la UE para repetir el referéndum sobre Lisboa

Irlanda aceptó el viernes las garantías legales ofrecidas por la UE para convocar un segundo referéndum sobre el Tratado de Lisboa. Dublín confía en que ese pacto le permita ganar en otoño la nueva consulta.

Irlanda acepta el plan de la UE para repetir el referéndum sobre Lisboa
Irlanda acepta el plan de la UE para repetir el referéndum sobre LisboaREUTERS

La cumbre europea celebrada el jueves y el viernes en Bruselas arrojó algo de luz a dos de los principales problemas instituciones de la UE e impulsó la reforma del sistema de supervisión financiera.

El Consejo Europeo respaldó la creación de un órgano de vigilancia macroeconómica de los mercados y tres Autoridades sectoriales (banca, seguros y mercados bursátiles). El acuerdo incluye la garantía reclamada por el Reino Unido de que esas Autoridades no podrán invadir con sus decisiones la soberanía fiscal de ningún país.

Los 27 líderes también dieron su apoyo polítoco a José Manuel Barroso para que siga al frente de la Comisión Europea otros cinco años. Y pactaron las condiciones para que Irlanda celebre un nuevo referéndum sobre el Tratado de Lisboa.

Barroso consigue un apoyo unánime para seguir como presidente de la CE otros cinco años

El alambicado acuerdo ofrece a Dublín por escrito la garantía de que el nuevo Tratado no afectará para nada a la soberanía nacional de Irlanda en materia de educación, protección de la familia, derecho a la vida, fiscalidad, seguridad y defensa.

La UE renuncia, además, a reducir el número de miembros de la Comisión Europea (27 en la actualidad) y se compromete a que todos los países sigan teniendo un representante en el organismo.

"Hemos obtenido lo que queríamos", celebró el primer ministro irlandés, Brian Cowen. Y aseguró que convocará un nuevo referéndum, tal vez en octubre, en el que "no contemplo una derrota".

El resto de líderes europeos rezumaban el mismo optimismo ante la posibilidad de rematar, por fin, una reforma institucional de la UE que arrancó en 2001, con el frustrado proyecto de Constitución Europea, y encalló en 2008 con el No de Irlanda al Tratado de Lisboa.

"Este Consejo es el definitivo para lograr la ratificación de Lisboa, un Tratado que permitirá a Europa dar el salto al siglo XXI", señaló el ministro español de Asuntos Exteriores. Miguel Ángel Moratinos se había quedado al frente de la delegación española tras el regreso a Madrid de José Luis Rodríguez Zapatero a raíz del atentado de ETA en Arrigorriaga.

Los últimos sondeos en Irlanda parecen corroborar las esperanzas en la victoria del Sí a Lisboa. Y las recientes elecciones al Parlamento Europeo supusieron la debacle de Libertas, el partido que lideró la campaña del No a Lisboa.

Pero otros factores aconsejan moderar el optimismo. El partido del primer ministro, Fianna Fáil, sufrió un importante retroceso en los comicios europeos. Y para no reabrir el proceso de ratificación en otros países, las garantías legales pactadas no se incorporarán como Protocolo al Tratado hasta que no entre algún nuevo socio en la UE. Es decir, en 2011, como muy pronto. Mucho después del segundo referéndum.

Merkel frena el fondo contra el paro

En el Consejo Europeo de marzo, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, abortó la anunciada cumbre europea sobre el empleo. En el Consejo celebrado el pasado jueves y viernes en Bruselas, fue la canciller alemana, Angela Merkel, quien se encargó de zancadillear la propuesta de la Comisión Europea para adelantar el desembolso de 19.000 millones de euros del presupuesto comunitario para paliar las consecuencias del paro. Merkel, según fuentes comunitarias, también se negó a aceptar que durante 2009 y 2010 esa partida del Fondo Social Europeo pueda gastarse sin la aportación correspondiente del presupuesto nacional del país beneficiado. Ante el bloqueo alemán, la presidencia checa de la UE retiró de las conclusiones del Consejo que apoyaban la iniciativa de Bruselas. Aún así, la Comisión, que cuenta con el apoyo de varios países, entre ellos España, aseguró que intentará seguir adelante con la propuesta.El reparto de esos fondos (acordados para el período 2007-2013) podría suponer para España una inyección de 2.300 millones de euros durante este ejercicio y el próximo..

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_