_
_
_
_
Cargo

José Luis Morlanes, nuevo presidente de La Seda tras la marcha de Castells

José Luis Morlanes, hasta ahora consejero de La Seda, ha sido nombrado nuevo presidente de la compañía tras la marcha de Joan Castells, que había asumido la presidencia del grupo químico de manera provisional hace diez días.

La decisión se ha tomado en un Consejo de Administración celebrado hoy, según se ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Fuentes cercanas a la compañía, que han añadido que el Consejo ha felicitado a Castells por el buen trabajo realizado en este período de interinidad. Castells, además, deja la vicepresidencia de La Seda.

En el Consejo de Administración de hoy también se ha nombrado a Carlos Gila, de la sociedad Inverland Dulce, como vicepresidente. También entra en el consejo por cooptación Carlos Moreira da Silva.

Gila es un hombre del grupo portugués Imatosgil, que controla el 12% de La Seda a través de diversas sociedades y que es su principal socio industrial.

Este es el tercer presidente que tiene La Seda en las dos últimas semanas, después de que se abriese una crisis interna en el accionariado en el que el 30% del capital cuestionó la gestión del entonces presidente, Rafael Español, y su negativa a firmar las cuentas.

Ahora se convocará otro Consejo de Administración para el día 25 de junio con el principal objetivo de que los socios firmen las cuentas de La Seda, que en principio preveían unas pérdidas de 368 millones, según han explicado fuentes cercanas a la compañía.

Los accionistas de La Seda esperan llegar a un acuerdo y firmar las cuentas del grupo pendientes de dos informes, uno de la auditora del grupo químico Horwath, ya finalizado, y otro que todavía falta, de la firma KPMG.

Se prevé que en las cuentas definitivas las pérdidas se eleven de manera considerable, de los actuales 368 millones a más de 400 millones, previsiblemente, si bien la cifra final se acabará determinando una vez finalizados los informes la próxima semana.

Los fondos propios de la compañía suman 928 millones de euros y sus acciones están suspendidas de cotización hasta que se firmen las cuentas y éstas sean revisadas.

En el nuevo Consejo del 25 de junio también se presentará el nuevo plan de reestructuración del grupo para garantizar la viabilidad del mismo a largo plazo.

Hoy, en unas jornadas del IESE, el consejero delegado del Instituto Catalán de Finanzas (ICF), Josep Maria Ayala, ha reconocido que "La Seda nos ha solicitado un crédito de 15 millones de euros pero estamos a la espera de que se clarifique la situación accionarial, contable y de dirección de la empresa".

Este nuevo crédito ha de permitir que se reinicie la actividad de las plantas españolas paralizadas, la de El Prat y la de IQA en Tarragona, que llevan semanas paralizadas por la falta de circulante de la empresa.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_