Energía

La demanda de gas natural caerá en 2009 entre el 10% y el 15% y se recuperará en 2010

El presidente de Enagás, Antonio Llardén, dijo hoy que 2009 cerrará con una caída de la demanda de gas natural de entre el 10% y el 15%, a lo que añadió que, de cumplirse las previsiones de los expertos macroeconómicos, la demanda convencional, ligada a la industria, se recuperará en 2010.

En este contexto, Llardén abogó por que el Gobierno revise las previsiones de demanda incluidas en la Planificación Energética 2008-2016, sobre todo para la segunda parte del periodo, con el fin de ajustar las inversiones ligadas directamente a la evolución del consumo y posponer aquellas que no sean necesarias.

Algunas de las inversiones puntuales -sobre todo infraestructuras regionales como ciclos combinados- previstas en la planificación obligatoria requerirían una reprogramación en función de cómo evolucione la demanda en los próximos años, afirmó el presidente del gestor técnico del sistema gasista durante la reunión anual de Sedigás.

Llardén, que no cuantificó las inversiones susceptibles de sufrir retrasos, subrayó que la revisión no debe afectar a las inversiones relacionadas con la seguridad del suministro, como los almacenamientos estratégicos, interconexiones internacionales, eliminación de cuellos de botella o el mallado de la red.

Buena sintonía con Francia para el gasoducto MidCat

Respecto al interconexión con Francia a través del gasoducto MidCat, Llardén subrayó que el proyecto ha recibido un gran impulso desde la llegada a la presidencia gala de Nicolás Sarkozy y tras el conflicto entre Rusia y Ucrania, y confió que en los próximos doce meses se cierre el calendario completo de esta infraestructura.

En lo que va de año, la demanda de gas ha bajado el 15,4%, con un descenso de la demanda convencional del 10%, debido a la menor actividad industrial en todos los sectores.

Por su parte, la demanda de gas para generación eléctrica acumula una caída del 25 por ciento, apuntó Llardén, que subrayó que, no obstante, en las primeras semanas de junio se ha registrado un cambio de tendencia, de forma que la demanda ha subido el 9%. Apuntó que si la comparación se hace en los últimos doce meses, el descenso de la demanda es del 5,6% y señaló que si se cumplen las previsiones, 2009 cerrará en los niveles de 2007.

Esto datos llevan a pensar que en el segundo semestre de 2009 la evolución de la demanda de gas será "algo menos negativa", según Llardén, quien subrayó que todo dependerá de la evolución del consumo industrial y del grado de utilización del gas para la generación eléctrica.