Bolsa de Nueva York

Morgan Stanley echa agua fría en el S&P, que cae por segundo día consecutivo

Las dudas sobre la recuperación económica condenan a la Bolsa de Nueva York a una nueva jornada de pérdidas. Los irregulares datos económicos conocidos hoy no consiguieron avivar las compras, en un día en el que los analistas de Morgan Stanley pusieron fin al rally alcista de Wall Street. Al cierre, el Dow Jones retrocedió un 1,25%.

La Bolsa de Nueva York no consiguió abandonar las pérdidas de la jornada anterior después de conocerse una nueva caída de la producción industrial estadounidense y que las previsiones de los analistas de Morgan Stanley apuestan por el fin del rally alcista en Wall Street. Así las cosas, al cierre, el Dow Jones retrocedió un 1,25%, en tanto que el tecnológico Násdaq y el selectivo S&P500 perdieron un 1,11% y 1,27%, respectivamente.

Las ganancias con las que se inició la sesión se fueron diluyendo a medida que avanzó la jornada. El mercado tenía razones para decantarse por el verde nada más iniciarse la subasta. La primera inyección de optimismo llegó de la mano de las construcciones de vivienda nueva, que en mayo repuntaron hasta las 532.000 unidades, un 17% más que en el mismo mes de 2008 y por encima del dato de los analistas, que era de 485.000 unidades.

El segundo 'brote verde' lo trajeron los permisos para la construcción de hogares, algo que se toma como una referencia de actividad futura del sector, que aumentaron el 4%, según el Departamento de Comercio.

Sin embargo, el optimismo se esfumó al filo de la media sesión tras la publicación de la producción industrial, que en el mes de mayo siguió desplomándose. Concretamente, la caída fue del 1,1%, porcentaje que empeora la previsión de los analistas. Además, el recorte interanual fue del 13,4%, lo que supone su mayor descenso desde la segunda Guerra Mundial.

La gota que colmó los males de Wall Street llegó de la mano de los analistas de Morgan Stanley, quienes apuestan por el fin de la racha alcista en Wall Street. En su último informe, el banco augura un predominio de los descensos hasta finales de diciembre.

La entidad estadounidense también es noticia hoy después de conocerse que empezará a devolver los fondos públicos recibidos a través del Plan de Alivio de Activos Problemáticos (TARP) a partir de mañana.

Sólo Pfizer cierra en verde

Tan sólo las acciones de la farmacéutica Pfizer consiguieron cerrar la sesión en positivo, al anotarse un 0,21%.

En el lado de las pérdidas, la peor parte se la llevo Bank of America, con un retroceso del 4,50%, la compañía de entretenimiento Walt Disney (-3,13%), la corporación General Electric (-2,81%) y el fabricante de aluminio Alcoa (-2,77%).

El barril de petróleo de Texas se depreció hoy un 0,21% y cerró a 70,47 dólares una sesión en la que no logró mantener la tendencia alcista con la que comenzó.