Sector turístico. Primera parte

Vidas 'low-cost' contra la crisis: Viajar nunca fue más barato

La crisis ha golpeado el bolsillo de los españoles. Pero es posible aprovechar al máximo la nómina apuntándose a un estilo de vida 'low-cost'. Para empezar, las compañías aéreas, pioneras en el negocio de bajo coste, tratan de ofrecer más que nunca 'gangas' adaptadas a las nuevas exigencias económicas de los consumidores. El resto del sector turístico también se ha subido al carro de este filón.

Cartel de una feria low-cost
Cartel de una feria low-cost

La crisis está agujereando el bolsillo de muchos españoles. Las facturas y los gastos de primera necesidad dejan temblando las nóminas más mundanas. Pero aprovechar al máximo el dinero y darse algún capricho es posible. Existe toda una generación 'low cost' capaz de aliviar la economía familiar.

Las aerolíneas dieron el pistoletazo de salida en las tarifas de bajo coste hace una década, cuando se produjo la liberalización del sector aéreo. No obstante, este modelo de negocio trata ahora de adaptarse a las exigencias de unos consumidores que cada vez miran más por los euros debido a la dureza de crisis.

Rosario Silva, profesora de Estrategia de IE Business School, considera que "se está dando un cambio en la forma de consumir turismo" debido a que los clientes optan más por "construir sus propios viajes" y "gastan de forma más inteligente". Además, las reservas de última hora ganan terreno a las ventas anticipadas. En este sentido, "todo el sector [turístico] está respondiendo y desde las webs se pueden crear viajes de forma fácil y sencilla", señala.

La compañía aérea 'low-cost' por excelencia es la irlandesa Ryanair. Ha logrado subir a los aviones a personas que no solían volar y llevarlas a codiciados destinos gracias a sus atractivos precios. Ryanair "sigue el modelo de bajo coste más estricto del mercado", sostiene Silva, que recurre a varios ejemplos para posibles escépticos, entre ellos, que "fue la primera en utilizar los billetes de plástico para reutilizarlos" y que ha llegado al extremo de prohibir a sus empleados recargar la batería del móvil en el trabajo. "Mantienen una estructura de costes muy sencilla porque el servicio lo han simplificado al máximo, de manera que te llevan de una ciudad a otra por un bajo precio pero el cliente tiene que pagar por todos los demás servicios", aclara.

Vuelos para todos

La realidad es que la intensa guerra de ofertas para captar clientela pone sobre la mesa verdaderas 'gangas' que permiten viajar más barato que nunca. El último 'gancho' de Ryanair es un vuelo a Londres desde 15 euros, pero también ofrece trayectos desde cinco euros a Bolonia, Oporto, Marrakech, Venecia, entre otros. Además, promete un millón de asientos a diez euros por trayecto para viajar en julio y agosto si se reserva hasta el 15 de junio.

El 'chollo' que anuncia la española Vueling son 30 euros de regalo en la siguiente reserva si se compra un vuelo en el mes de junio. La británica easyJet, por su parte, sacó a la venta 33.000 billetes desde 15,99 euros para viajar a destinos europeos del 6 de mayo al 10 de junio. Ahora te invita a conocer Lisboa por 25,99 euros.

Silva asegura que "todas las líneas aéreas lo están pasando mal" e incluso Ryanair ha presentado resultados negativos. "Pero las empresas de bajo coste están aumentando sus ventas porque en tiempos de recesión en los que la gente deja de volar, estas compañías tienen una mayor capacidad de resistencia gracias a una estructura de costes más ligera", explica. "Estas aerolíneas pueden ofrecer buenas promociones porque su estructura de costes se lo permite. Tienen capacidad para bajar precios y atraer clientes que antes viajaban en otro tipo de compañías", asevera.

Siguiendo la estela de las aerolíneas, otras marcas ligadas al sector turístico no han querido perder la oportunidad de lanzarse a explotar un negocio al alza, generalmente al amparo de Internet. Hoteles, agencias de viaje, restaurantes y empresas de alquiler de vehículos ya forman parte del club 'low-cost'.

Hoteles al servicio del bolsillo

Son los hoteles los que más se han empeñado en probar las mieles de este nicho de mercado. Un reciente estudio de la consultora DBK revela que en 2008 ya se contabilizaban en España 134 hoteles de bajo coste con 10.500 habitaciones, más del triple que en el año 2002, cuya facturación alcanzó los 170 millones de euros, un 21% más que en 2007.

La cadena hotelera británica Travelodge, que prevé abrir 100 hoteles en España hasta 2020, reserva habitaciones por diez euros. Pero uno de los referentes es Room Mate Hotels, fundada por Enrique Sarasola Marunlada. Dispone de 15 hoteles en funcionamiento en España y Estados Unidos con precios adaptados a las necesidades del cliente. Proliferan también las barcelonesas Chic&Basic y Gat Rooms y la asturiana Domus, que tratan de ofrecer funcionalidad y diseño a precios populares en el corazón de las ciudades.

Viajes a precios históricos

Por su parte, las grandes agencias de viaje protagonizan este año ofertas nunca vistas al más auténtico estilo 'low-cost'. Halcón Viajes aplica un 22% de descuento en reservas anticipadas para este verano, mientras que Viajes Iberia rebaja un 35% las estancias ensmo, ésta última acaba de estrenar su campaña estival con el slogan 'Plan precio seguro', que garantiza igualar la oferta si el cliente encuentra un precio mejor e incluso devolverle la diferencia si el precio baja después de la reserva.

Viajes Barceló ofrecía hasta un 20% de descuento y la posibilidad de otro 7% extra, además de niños gratis, para ventas anteriores al 31 de mayo, y Marsans tira la casa por la ventana con cruceros hasta un 70% más baratos y un descuento adicional del 10% a otro 5% si la salida es antes del 1 de julio. También baja un 20% los viajes a Estados Unidos y un 18% si el destino es Costa Rica.

Carretera y manta

El sector del motor también está dando pasos de gigante en el bajo coste. Destaca en España Pepecar.com , compañía de alquiler de coches de bajo coste del Grupo Globalia, que ofrece la posibilidad de alquilar un smart por 9 euros al día. Hace unos años fue muy popular su campaña del smart por un euro al día a cambio de llevar publicidad en su carrocería. Otra empresa es "ABC rent a car", que asegura buscar el mejor precio en vehículos de alquiler a través de su web www.alquiler-coches-baratos.com Asimismo, EasyCar afirma que selecciona las mejores ofertas en todo el mundo al contar con una red de 2.400 oficinas en 60 países.

Sabores de lujo a precios económicos

El turismo gastronómico ha evolucionado y la apertura de establecimientos de comida anti-crisis registra una tendencia al alza. Se han multiplicado los restaurantes cuyos menús no superan los 10 euros, con cocina creativa y cartas sencillas.

Incluso la alta cocina pone sus fogones al servicio de unos consumidores reacios a rascarse el bolsillo. En Barcelona, Madrid, Balencia y Las Palmas es posible degustar platos del prestigioso cocinero español Ferrán Adriá en su restaurante de comida rápita Fast Good.