Naval

El juez admite la suspensión de pagos del astillero Juliana

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Oviedo ha admitido el concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) del astillero asturiano Factorías Juliana, antiguo Izar Gijón. El grupo vigués Factorías Vulcano, propietario del centro, solicitó voluntariamente el concurso "para asegurar el cumplimiento de sus obligaciones de forma ordenada, en el marco de un plan de viabilidad que garantice el mantenimiento de la actividad".

Según el auto judicial, el pasivo inicial de la empresa asciende a 10 millones de euros. El juez ha nombrado dos administradores que tratarán de cerrar un acuerdo con los acreedores. La declaración de concurso abre la puerta, por un lado, a que se pueda buscar un nuevo propietario para la factoría y, por otro, a que la SEPI active las garantías laborales previstas para el antiguo centro público.