Crisis internacional

El FMI insta a la zona euro a que limpie su sistema financiero

El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo hoy que la asignatura pendiente de la zona euro es una estrategia para sanear su sistema financiero, el cual sufrirá aún "pérdidas considerables" por la recesión.

Pese a los problemas que persisten en la banca europea, el organismo cree que "la reducción de la actividad (económica) debería moderarse durante el resto de 2009 y dar lugar a una recuperación modesta en la primera mitad del 2010".

Ese repunte será "lento", dada la subida del desempleo y la apreciación del euro, entre otros factores, según la entidad.

El organismo presentó esas conclusiones en la reunión de los ministros de Finanzas de la zona del euro (Eurogrupo) en Luxemburgo, tras llevar a cabo consultas con las autoridades europeas en el marco de la revisión periódica de su economía.

En el terreno fiscal, los expertos del FMI consideran que Europa debe continuar en el 2010 con las medidas de estímulo anunciadas hasta ahora y sólo aprobar nuevas acciones en caso de emergencia.

Esta postura refleja el cambio de tono en la institución, que en el último año había presionado a los países avanzados a que gastaran más para atenuar el golpe de la recesión, pero que ahora ha vuelto a su carril, con alertas sobre el peligro que entrañan los altos déficit presupuestarios.

En su declaración de hoy, el FMI reiteró su consejo de que la zona euro lleve a cabo reformas estructurales, como la mejora de la educación y la liberalización de los servicios, para salir de la crisis con bases más robustas.

Sin embargo, mantuvo la mirada principalmente en lo más inmediato y lo que vio fue un gran agujero en la política de la zona respecto al sector financiero.

"Un elemento clave que falta es una estrategia activa para lidiar con un sistema financiero debilitado, que incluya una revisión de las necesidades de capital para soportar la recesión, la limpieza del sistema financiero de sus activos de mala calidad y la reestructuración de las instituciones debilitadas", señaló el FMI.

La Unión Europea ya prepara una prueba similar a la realizada por Estados Unidos para evaluar la resistencia de los mayores bancos, cuyos resultados deberían estar listos antes de septiembre.

El FMI predijo que sufrirán pérdidas "considerable" adicionales por la recesión y que el volumen de créditos está limitado en los mercados.

"Una limpieza resuelta y coordinada del sistema bancario es ahora clave para restablecer la confianza en el sistema financiero", señaló la entidad.

Al mismo tiempo, el Fondo alertó de que, aunque pequeño, existe el peligro de la deflación, que es muy perjudicial para la economía y que podría aparecer si se agrava la crisis.

FMI: La crisis es un problema de "vida o muerte" para muchos países

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, dijo hoy que la crisis financiera ha provocado que muchas economías emergentes encaren problemas "de vida o muerte" y advirtió del grave peligro de inestabilidad civil en esos países.

El director del FMI, que habló en la inauguración de la XV edición del Foro Económico Internacional de las Américas que se celebra en Montreal, explicó que muchas de las cifras en los países más pobres "realmente dan miedo" y reflejan "que el drama es mucho mayor que en los países desarrollados".

Strauss-Kahn, también advirtió que la recuperación de la crisis depende de que el sistema financiero sea "limpiado" lo antes posible pero dijo que la velocidad del proceso es "demasiado lenta". "Muchas pérdidas (en el sector financiero) todavía no han sido reveladas" dijo.

Según Strauss-Kahn "seguimos creyendo que la recuperación se empezará a producir en la primera mitad del 2010" pero "esto sólo es posible si se aplica la política adecuada", añadio.

Para el FMI, las 22 crisis bancarias del pasado han demostrado que el paso más importante para conseguir la recuperación "es la limpieza del balance general" de las instituciones financieras.

Pero Strauss-Kahn reconoció que la decisión de destinar miles de millones de dólares públicos para limpiar el sector financiero que es el origen del problema "es políticamente muy difícil" para los gobiernos.

Strauss-Kahn también afirmó que "después de la crisis, el mundo no será como antes. El equilibro de poder será diferente. El próximo mundo no será como el anterior" y dijo que uno de los aspectos más positivos de la crisis ha sido el "increíble" nivel de cooperación entre países.