Tribunales

Sos demanda a los Salazar vía penal por apropiación indebida y fraude en la gestión

El consejo de administración de Sos ha emprendido la vía penal frente a los hermanos Salazar. Acusa al ex presidente y ex vicepresidente del grupo de alimentación de un presunto delito de apropiación indebida y administración fraudulenta. La causa, el crédito de 212 millones que autoconcedieron a su sociedad Condor Plus.

Siguen siendo formalmente los máximos accionistas, pero van camino de sentarse en el banquillo. El consejo de administración de Sos dio ayer luz verde a una medida insólita: la presentación de una querella contra quienes hasta hace unas semanas eran sus máximos directivos, los hermanos Jesús y Jaime Salazar.

Y lo harán, siempre que se acepte la querella, por un presunto delito de apropiación indebida y administración fraudulenta, entre otros. Pero Jesús y Jaime Salazar no estarán solos, ya que la querella también se presentará contra "otras personas físicas y jurídicas", aunque en el comunicado que ayer envió Sos a la CNMV no desvela la identidad de estas últimas.

El consejo se ha visto abocado a esta situación después de descubrir el pago de 212 millones (204 millones más intereses) que el ex presidente y ex vicepresidente del grupo de alimentación concedieron a su patrimonial Condor Plus. Una "disposición de fondos" llevada a cabo desde diciembre de 2007 hasta diciembre de 2008 con cargo a la tesorería del grupo, explica al regulador. Un movimiento que ha tenido continuidad este año, con un pago adicional por valor de 25 millones a través de la sociedad Aceites Cañaveral.

DEÓLEO 0,03 -1,33%

"El consejo de administración, a la vista de los hechos verificados, no puede por menos que manifestar su repulsa por actuaciones tan ilegales e impropias de los anteriores gestores del grupo Sos", señalaba Sos. "Las cuales vulneran de forma desproporcionada las prácticas de gobierno corporativo" que, entiende, "podrían haber afectado al nombre y credibilidad del grupo Sos antes sus bancos, proveedores, clientes, accionistas", entre otros. No en vano, Sos ha tenido que poner en marcha una ampliación de capital de 200 millones para tapar el agujero dejado por los Salazar.

Además, recalca que la vía penal se llevará al margen de la acción social de responsabilidad que la junta de accionistas debe aprobar el 29 de junio. "Las actuaciones sólo son imputables a quienes las han consumado", recalcaba ayer el grupo, que tratará de solventar el "quebranto patrimonial" que han provocado los préstamos.

"El informe elaborado por CMS Albiñana & Suárez de Lezo encargado por la compañía es clarificador de los hechos ocurridos con anterioridad al consejo celebrado el pasado 27 de febrero donde se aprobó el crédito a Condor poniendo de manifiesto una sucesión de actuaciones, presuntamente fraudulentas, encaminadas a obtener unos acuerdos amparados por los órganos de gobierno de la empresa de las que podría derivarse la responsabilidad de Jesús y Jaime Salazar", explica Sos a la CNMV.

Jesús Salazar, que se ausentó del consejo de administración de ayer, sigue siendo el máximo accionista de Sos, con una participación del 16,729%. Un porcentaje que sumado al 9,659% de su hermano Jaime eleva su control al 27,3%. Pero es un control ficticio. Los Salazar tienen repartidas sus inversiones (por ejemplo en Ibersuizas) en varias patrimoniales. Mediante éstas, vehiculan la financiación de las operaciones que han ido llevado a cabo en los últimos años, colocando como garantías sus propias acciones. Por ello, el desplome de Sos en Bolsa en los últimos meses ha hecho inviable que puedan responder a los créditos con las acciones del grupo de alimentación. Esta imposibilidad ha llevado a las entidades financieras acreedoras, como Ahorro Corporación, a ejecutar las garantías, que ven elevarse así su participación en la compañía.

En bolsa

Los accionistas de Sos no sólo padecen las disputas judiciales en el seno de su consejo, sino que también ven cómo sus acciones se desploman en Bolsa. En sólo 12 meses, los títulos han perdido casi el 74% de su valor. Un día después de la concesión del crédito a Condor, la acción cayó un 38%.

Una medida sin precedentes

En una época en la que no hay grandes operaciones se profundizan los conflictos. Eso es lo que opinan los expertos en derecho mercantil y buen gobierno que aseguran "no recordar" un precedente "al menos de una empresa grande" en el que parte del consejo de administración haya actuado, como en el caso de Sos, contra el presidente y el vicepresidente. "No pasa mucho, pero debería ocurrir más, porque está en juego el deber de diligencia de los administradores. Si una parte del consejo está en desacuerdo con alguna práctica que considera delictiva, no sólo debe, sino que tiene la obligación de actuar en aras de sus deberes de diligencia", explica un abogado. "En una cotizada no ha pasado nunca una cosa así", explica otro experto. Pero matiza, "tal vez Banesto", aunque aquello fue la actuación de un consejo de administración contra el anterior. "Pero estas cuestiones son de más fácil resolución hoy en día gracias a la Ley de Transparencia que, siguiendo muchas de las recomendaciones del informe Aldama, especificó con detalle los deberes de los consejeros y entre ellas, está el de proteger el interés social".