Energía nuclear

El cierre de Garoña haría peligrar mil empleos

El cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña podría poner en peligro los más de 600 empleos directos de esta planta y los 400 empleos que genera a su alrededor. Junto a esto, el impacto económico y social directo de la instalación en su área de influencia, en términos de compras, contrataciones, impuestos, tasas y generación de empleo, ronda los 30 millones. Este viernes vence el plazo para que se conozca el informe del Consejo de Seguridad Nuclear sobre la viabilidad de la planta, y a partir de ese momento el Gobierno dispondrá de un mes para decidir si cierra o renueva la licencia.