Finanzas

Santander quiere captar un millón de cuentas en Reino Unido en 2009

La filial de Santander en Reino Unido, Abbey, aprovecha la debilidad de todos sus competidores en el país para ganar cuota de mercado en todas las actividades. Este año pretende dar el gran salto, al fidelizar a un millón de nuevos clientes. De alcanzar esta meta, sería un récord de captación en el sector financiero británico.

Las dificultades que atraviesan los rivales de Santander en Reino Unido -especialmente Royal Bank of Scotland y Lloyds Banking Group- se han convertido en una oportunidad de oro para que el banco español les gane terreno. El producto estrella para lograr este objetivo son las cuentas corrientes, un negocio en el que Santander tiene 7,3 millones de clientes en el país.

El grupo presidido por Emilio Botín no sólo ha encontrado su hueco en Reino Unido, sino que se ha convertido en uno de los principales actores financieros allá, con tasas de crecimiento muy superiores a las del resto de sus rivales, según explico ayer Antonio Horta-Osório, responsable del grupo en este país. Desde que desembarcó en Gran Bretaña hace cinco años, el grupo se ha convertido (incluidas las compras de A&L y B&B) en el número dos por hipotecas, con una cuota del 13%; el tercero por depósitos, con el 10%; el quinto por cuentas corrientes, con el 12%; y el cuarto por número de oficinas, con el 10% de la red.

Este país ya aporta al grupo el 14% de su beneficio y el 18% de sus ingresos. Y para este año está previsto que estos porcentajes suban con la incorporación de un millón de nuevos clientes en cuentas corrientes, el producto equivalente a las hipotecas en española en cuanto a su elevado nivel de fidelización, ya que sus suscriptores consumen varios producto de la misma entidad. Esta cifra duplica a las captadas en 2008, y que ya supuso un aumento del 51%. En el primer trimestre de 2009 se han incorporado otros 257.000 cuentacorrentistas. En la actualidad Abbey, junto a A&L y B&B, tienen 25 millones de clientes, de los que 7,3 millones tienen cuentas corrientes. Cuando Santander compró Abbey, el banco tenía 6 millones de clientes y únicamente tenían hipotecas.

SANTANDER 4,06 -1,47%

Una de las ventajas del grupo en Reino Unido es su tasa de eficiencia del 42%, una de las más bajas del sector (la media esta en el 50%). Y seguirá cayendo a medida que avance la integración de los tres bancos que tiene. Esto y los mayores ingresos incidieron directamente en los beneficios, que sumaron ya el pasado año 1.252,67 millones de euros. En el primer trimestre el resultado atribuido subió un 32%, aumento que piensa mantener a lo largo de todo el ejercicio, o como mínimo no bajar de una mejora del 25%.

El secreto de su éxito es, según Horta-Osório, tener los productos más agresivos del mercado: las hipotecas más baratas, los depósitos más rentables y las comisiones más bajas en tarjetas.

El banco presume de dar créditos

El responsable de Santander en Reino Unido, Antonio Horta-Osório presumió ayer del "magnífico nivel de liquidez" del grupo en este país sumido en una de las crisis financieras más importantes del mundo. Además, insistió en que el banco no había recurrido a "ninguna" ayuda publica británica para mejorar su liquidez o solvencia.

Además, afirmó que contribuye a mejorar el flujo crediticio en esta nación, ya que una de cada tres nuevas hipotecas de Reino Unido las ha concedido Santander. Sólo este grupo ha dado más hipotecas que el conjunto del sistema financiero del país, dato que se vuelve más positivo si se tiene en cuenta que el precio de las viviendas se esta derrumbando. En 2008 cayó un 10% y este año se espera un descenso del 15%.

La cifra

13% es la cuota de mercado que tiene el grupo Santander en el segmento de hipotecas de Reino Unido.