Final de la Champions

El Barcelona vence el primer asalto: supera al Manchester en aficionados

Dicen que el apoyo de la afición es clave para el éxito en el fútbol. Si el dicho es cierto, el Barcelona parte como favorito para la final de la Champions de mañana, ya que cuenta con 42,2 millones de aficionados en Europa, frente a los 37,6 millones del Manchester United, según un estudio de la consultora Sport+Markt.

Andrés Iniesta celebra el gol que dio al Barça el pase a la final de la Champions en 2009
Andrés Iniesta celebra el gol que dio al Barça el pase a la final de la Champions en 2009

Dos de los más grandes clubes se enfrentan en Roma mañana para disputar la final de la Champions League. F. C. Barcelona y Manchester United no sólo figuran entre las entidades deportivas más ricas del mundo, sino también entre los que cuentan con más seguidores en toda Europa.

En este apartado, el campeón de la Liga española se puede apuntar una victoria moral antes de la final, ya que cuenta con 42,2 millones de seguidores en el continente, mientras que el británico tiene 37,6 millones. El Real Madrid, por su parte, cuenta con 41 millones de fans, según los datos de un análisis comparativo realizado por la consultora Sport+Markt.

Pero estos datos no reflejan sólo el 'apoyo moral' con el que cuentan los equipos de cara a un partido como la final de la Champions, sino que da una idea de las oportunidades de negocio que tiene ante sí el equipo que gane el partido. "Disputar la final de la Liga de Campeones atraerá indudablemente un mayor número de seguidores internacionales y brindará más oportunidades de negocio", explica Mario Oliveto, director general para España y Latinoamérica de la firma que ha elaborado el análisis.

De hecho, el Manchester es el equipo europeo que más aficionados ha sumado en los últimos años: 4,8 millones entre las temporadas 2007-2008 y 2008-2009. Y es que proclamarse campeón de Europa, algo que consiguió el año pasado, se nota.

Unicef: Un gesto que vale 19 millones de euros

Pero el Manchester se toma la revancha en el capítulo de los ingresos. Esta temporada tendrá un total de 324,8 frente a los 308 del Barcelona. La gran diferencia estará en los procedentes de la explotación comercial de la camiseta, a la que el club catalán renuncia. Así, mientras que los catalanes pagan por llevar el emblema de Unicef 1,5 millones de euros al año, la aseguradora AIG paga a los 'reds' 17,7 millones por temporada. La diferencia entre una u otra opción supone 19,2 millones de euros.

También ganan los británicos en los ingresos obtenidos a través de la venta de entradas: 128,2 millones frente a los 91,5 del Barcelona. La clave está en que Old Trafford registra un aforo medio del 99% de su capacidad, mientras que en el Camp Nou esta cifra es del 71%. La asistencia media esta temporada ha sido de 75.292 espectadores (para un aforo de 76.212 localidades) en el campo del Manchester. En el del Barcelona, es de 69.732 (en un aforo de 98.772).

Ricos y ¿saneados?

El hecho de que Barcelona y Manchester sean dos de los clubes más ricos y con más aficionados del mundo no significa, en cualquier caso, que tengan unas cuentas saneadas. El equipo español tiene una deuda de 438 millones de euros, según indica un estudio dirigido por José María Gay de Liébana, profesor de la Universidad de Barcelona. La relación entre su patrimonio neto y los activos totales es del 4%. El Manchester United, por su parte, está algo mejor en este capítulo, ya que su deuda es 265 millones. La relación entre patrimonio y activos del 26%.

De todos modos, ambos cuentan con una gran capacidad para generar ingresos. En el caso del F.C. Barcelona, la solvencia corriente (la relación entre el activo circulante y la deuda a corto plazo) es de 0,70, una cifra considerablemente más alta que el 0,40 del United. Potro lado, la solvencia global (la relación entre los activos y la deuda) es de 1,04, un dato inferior al 1,36 del equipo inglés.

Todo sobre la final de la Champions en AS.com