_
_
_
_
_
Industria automotriz

Los tres inversores interesados en Opel piden cuantiosos avales

Los tres inversores interesados en Opel exigen al Estado alemán avales de hasta 7.000 millones de euros por adquirir la filial europea de General Motors.

Según informaciones del diario "Bild" en su edición de mañana, el fabricante de componentes austríaco-canadiense Magna reclama garantías por un total de 5.000 millones de euros, y se ha manifestado dispuesto a invertir 700 millones de euros en nuevos modelos y plantas.

Mientras que el inversor financiero estadounidense Ripplewood pide menos de 5.000 millones, el grupo automovilístico Fiat pide garantías por un total de 7.000 millones de euros.

Según las informaciones de "Bild" que cita como fuente a círculos gubernamentales alemanes, los tres conceptos presentados hasta ayer contemplan una considerable reducción de plantilla.

El gobierno alemán tiene previsto reunirse nuevamente mañana para analizar los detalles de los tres proyectos.

Según informaciones de la edición digital del semanario "Spiegel", General Motors tiene tendencia a favorecer la oferta de Magna.

Aunque la decisión final la deberá tomar General Motors, la opinión del gobierno alemán es también decisiva, como principal avalista de las ayudas económicas que necesitará Opel en caso de sobrevivir.

Los planes que se conocen hasta ahora son parciales y únicamente de Fiat y de Magna.

El primero, que acaba de hacerse con Chrysler, quiere crear con la adquisición de General Motors Europa, el mayor grupo automovilístico de Europa y el segundo del mundo.

Para ello, contempla mantener las marcas Opel, Vauxhall y Saab, así como por parte del grupo matriz, Fiat y Alfa Romeo.

Magna quiere adquirir con ayuda del fabricante ruso GAZ y el mayor banco ruso Sberbank la mayoría de Opel.

Magna se haría con el 19,9% , GAZ y Srebank con el 30,1% y General Motors mantendría el 40%.

Los planes apuntan en primera línea a hacerse con el mercado ruso y de la Comunidad de Estados Independientes, con una producción anual de hasta cinco millones de vehículos.

En caso de fracasar las tres ofertas, el comité de empresa de Opel está trabajando en un plan alternativo que, según informaciones de la edición digital de "Der Spiegel", consistiría en negociar una absorción e incluiría sacrificios salariales por parte de la plantilla.

Berlín ha propuesto un modelo de financiación transitoria para salvar los activos europeos de una eventual suspensión de pagos de la casa matriz, lo que en Europa prácticamente se da por hecho.

El modelo alemán contempla la creación de una entidad fiduciaria que administraría el negocio mientras se ultiman los detalles con el inversor que haya ganado la puja.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_