Bolsa de Nueva York

Wall Street ignora los datos del paro y precios

La bolsa neoyorquina se apuntó un 0,56% a pesar de aumentar más de lo previsto las peticiones de ayuda por desempleo y los precios a nivel de productor en Estados Unidos.

Los índices de Wall Street lograron cerrar en positivo a pesar de que las cifras de solicitudes de subsidio de desempleo subieron la semana pasada en 32.000 hasta situarse en 637.000, por encima de las previsiones del mercado. Así las cosas, el Dow Jones se apuntó un 0,56%, mientras que el tecnológico Násdaq y el selectivo S&P500 ganaron un 1,50% y un 1,04% respectivamente.

Los inversores mostraron este jueves un mayor ánimo comprador después de la corriente vendedora que predominó en las tres sesiones anteriores y que se agudizó el miércoles, al conocerse que las ventas minoristas bajaron en EE UU en abril, por segundo mes consecutivo.

Después de las dudas que mostró el mercado bursátil en los comienzos de la jornada, los principales indicadores afianzaron la tendencia alcista debido en parte a la revalorización de las acciones de los bancos. En concreto, Citi y Bank of America se apuntaron un 4,11% y 2,72%, respectivamente, mientras que JP Morgan lideró el ranking de las 30 empresas que cotizan en el Dow Jones con una subida del 4,38%.

Y todo, a pesar de que los datos relativos a las peticiones de ayudas por desempleo que difundió hoy el Departamento de Trabajo fueron más desfavorables de lo que se preveía. Mostraron una cifra sin precedentes: 6,56 millones de personas recibiendo a comienzos de este mes ayudas por desempleo. También se conoció que el Índice de Precios de Productor (PPI) subió un 0,3% el mes pasado, una décima más de lo que preveían algunos expertos, después de un retroceso del 1,2% el mes anterior.

Entre los títulos peor parados en la jornada de hoy se hallan los de General Motors, que perdieron un 4,96% de valor respecto al día anterior, aunque se moderó algo el descenso respecto a cómo había iniciado la sesión.

Las acciones de la cadena de supermercados Wal-Mart, la mayor del mundo y que forma parte del Dow Jones, también se depreciaron un 1,86%, después de anunciar que registró un beneficio de 3.022 millones de dólares en su primer trimestre fiscal, similar a lo conseguido hace un año.

El barril de crudo de Texas se encareció un 1,03% y cerró a 58,62 dólares, a pesar de que la Agencia Internacional de la Energía (AIE) revisó de nuevo a la baja sus cálculos de demanda mundial para este año.