Resultados trimestrales

Telefónica cierra el grifo del gasto en España y frena el despliegue de fibra

La filial nacional reduce por primera vez su cifra de clientes.

Telefónica ha puesto diques ante la salida de caja por cualquier concepto y en cada filial, pero en el negocio español lo ha hecho por todas las vías posibles. La caída de ingresos es la de mayor importancia entre las tres divisiones, porque su peso en el grupo arrastra al conjunto.

La filial ha intentado poner coto en primer lugar a los gastos y ha conseguido reducirlos, pero a menor ritmo que los ingresos. Ha ido entonces a las inversiones, que reduce un 28%. La consecuencia es que los desembolsos han quedado casi en lo mínimo, ayudados por una menor actividad comercial y de captación de clientes, que tira a la baja de los ingresos, pero también de los gastos. Se ha visto igualmente afectado el plan de despliegue de fibra, que se "adapta a las circunstancias", según aseguró ayer el responsable de Telefónica España, Guillermo Ansaldo. "Si vemos una oportunidad, hacemos la inversión, pero si no, la posponemos para un tiempo mejor".

TELEFÓNICA 7,54 -0,74%

Falta de rentabilidad

El problema es que ni con esas medidas ha conseguido Telefónica España exprimir la rentabilidad. A diferencia de sus compañeras de grupo, Latinoamérica y Europa, la filial nacional presenta una caída de Ebitda y de resultado operativo mayor que de ingresos.

Y no se trata sólo de un problema financiero, por la mala evolución en telefonía móvil, sino que también es operativo, porque viene acompañado de una captación de clientes muy inferior a la tradicional. En ADSL, por ejemplo, Telefónica ha hecho las mismas altas que Jazztel, en los alrededores de 45.000. En móvil, los nuevos clientes suman menos de 10.000. Cuando se unen a estos negocios, que supuestamente son los de crecimiento, los más maduros como la telefonía fija o la banda estrecha, el resultado es que Telefónica pierde por primera vez clientes finales en España y cierra marzo con 44,89 millones.

Latinoamérica contrasta

Frente a la situación nacional, Latinoamérica da una demostración de crecimiento. La subida de ingresos es del 4,8% y eso que está perjudicada por la debilidad de varias divisas, como el real brasileño o el peso chileno.

Pero lo más importante es lo que la filial hace a partir de ahí. Con un fuerte control del gasto, la compañía demuestra que cada vez es más rentable al otro lado del océano. El Ebitda sube un 10,9% y el resultado operativo lo hace a una tasa del 21,7%. Todo ello, con una inversión prácticamente estable. Los resultados de Colombia son la única nota negativa.

Europa hace los deberes

La filial europea, que agrupa los negocios de Reino Unido, Alemania, Irlanda, República Checa y Eslovaquia, lo ha hecho bien en los grandes países, mientras que los pequeños se han visto más afectados por la crisis. Alemania supera sus problemas y crece un 3,6%, mientras que Reino Unido hace frente a la competencia con una subida del 7%. Eso sí, la libra estropea el conjunto y convierte estas subidas en una caída de ingresos en la filial, que cede un 6,6% en facturación.

A la espera de noticias de Hansenet

El todavía primer ejecutivo de Telefónica O2 Alemania, Jaime Smith, confirmó ayer que la compañía ha presentado una oferta no vinculante por la filial alemana de Telecom Italia, Hansenet, y que está a la espera de noticias para pasar a la siguiente fase. En la puja, Telefónica compite con Vodafone y United Internet.

Esta confirmación fue una de las últimas que hará Smith en Alemania, porque regresa a España para hacerse cargo de la relación con las grandes participadas de Telefónica, como China Unicom, Telecom Italia y Portugal Telecom. Le sustituirá en Alemania un ex directivo de Vodafone, René Schuster.