Resultados trimestrales

Reyal y Martinsa reducen su deuda en el primer trimestre y Metrovacesa la aumenta

Las inmobiliarias cotizadas Reyal Urbis y Martinsa Fadesa redujeron sus deudas respectivas en el primer trimestre del año en comparación con el mismo periodo de 2008.

Martinsa Fadesa, en concurso de acreedores desde julio del pasado año, informó que el pasivo corriente registrado entre enero y marzo de este año ascendió a 7.260 millones de euros, frente a los 7.426 millones del primer trimestre del pasado año. La compañía presidida por Fernando Martín informó que la cifra de negocio del mismo periodo fue de 209 millones, frente a los 127 del primer trimestre de 2008. El grupo aseguró que ha ingresado en los últimos seis meses 536 millones generando 112 millones de euros de tesorería "lo que permite afrontar con liquidez la propuesta de convenio".

Reyal Urbis aseguró a la CNMV que había reducido su deuda financiera en relación con el primer trimestre del pasado ejercicio "en más de 1.283 millones de euros". La compañía presidida por Rafael Santamaría indicó en su comunicado que considera que el mercado "podría empezar a recuperarse a finales del año 2010 o principios de 2011". Reyal informó haber ganado en este periodo 22,5 millones frente a las pérdidas de 52,7 millones de hace un año gracias a la activación de créditos fiscales por importe de 74,5 millones de euros.

METROVACESA 6,75 0,00%

Metrovacesa comunicó haber registrado unas pérdidas de 90,2 millones. La compañía admitió que la deuda había aumentado en 75 millones respecto al primer trimestre de 2008 alcanzando los 6.130,5 millones. La empresa dijo que ese aumento se debe a la "cancelación de subrogables, el aumento del préstamo circulante y la disminución de caja de la compañía.

Recortes

Reyal Urbis: La compañía ha reducido su plantilla en un 22% dejando ésta en el primer trimestre en 789 empleados.

Metrovacesa: La inmobiliaria informó de que "debido al proceso de reestructuración", los costes de personal son de 15,7 millones.

Martinsa: Según la auditoría de 2008 presentó dos ERE que afectaron a 595 empleados.