Fórmula 1

Renault también amenaza con retirarse a fines de temporada

La escudería Renault siguió el ejemplo de Ferrari el miércoles y amenazó con retirarse de la Fórmula 1 al final de la temporada a menos que el órgano rector de ese deporte reescriba las normas que comenzarán a regir a partir del 2010.

Los pilotos de Renault Fernando Alonso y Nelson Piquet
Los pilotos de Renault Fernando Alonso y Nelson Piquet

"Si las decisiones anunciadas por el consejo mundial (de la Federación Internacional del Automóvil) el 29 de abril del 2009 no son revisadas, no tenemos más alternativa que retirarnos del campeonato mundial de Fórmula Uno de la FIA a fines del 2009", dijo el director deportivo de Renault, Flavio Briatore, en un comunicado.

Ferrari, la escudería de la F1 que ha competido en todos los campeonatos desde 1950, emitió una amenaza similar el martes en respuesta a la introducción de un límite presupuestario opcional de 40 millones de libras esterlinas (60,68 millones de dólares).

Toyota y los dos equipos propiedad de Red Bull también han dicho que no pueden entrar a lo que equivaldría a un campeonato de dos niveles la próxima temporada.

La postura de las escuderías ha puesto mucho más en juego en una guerra de palabras con la FIA, encabezada por Max Mosley.

El presidente de Ferrari, Luca di Montezemolo, y las otras escuderías tienen programado reunirse con Mosley y con el jefe comercial de la F1, Bernie Ecclestone, el viernes en un hotel cercano al aeropuerto Heathrow de Londres.

Sentido común

"Espero que prevalezca el sentido común, porque lo último que queremos es perder a cualquiera de los fabricantes o equipos que participan actualmente en la Fórmula 1", declaró Ecclestone al periódico Times.

De acuerdo a las regulaciones para el 2010, aquellos equipos que acepten el tope presupuestario tendrán mucha mayor libertad técnica que los que siguen funcionando con presupuestos ilimitados, para estimular la entrada de nuevos participantes.

Renault, campeón con el español Fernando Alonso en 2005 y 2006, dijo que había sido obligada a reconsiderar debido al riesgo de una serie de dos niveles.

El fabricante francés también expresó frustración de que la FIA haya "ignorado completamente" las propuestas de ahorro de la propia Asociación de Escuderías de Fórmula Uno (FOTA, por su sigla en inglés).

"Nuestro objetivo es reducir costos, al mismo tiempo que mantenemos los altos estándares que hacen de la Fórmula Uno una de las marcas más prestigiosas en el mercado", sostuvo Briatore.

"Queremos lograr esto en forma coordinada con los órganos regulatorios y comerciales y nos negamos a aceptar al gobierno unilateral ejercido por la FIA", agregó.

El presidente del equipo Renault, Bernard Rey, añadió que el fabricante sigue comprometido con el deporte, pero que no podría involucrarse "en un campeonato que opera con conjuntos de reglas diferentes".

"Si esas reglas entran en efecto, nos veremos obligados a retirarnos al final de esta temporada", sentenció.